El nivel que marcaban los expertos como clave ha sido perforado en la sesión, aunque todavía queda por ver si aguanta el soporte situado algo más abajo. 
 
Decía Antonio Espín, analista independiente de la Zona Premium, que hasta que el Banco Santander no llegara a los 6,65 euros por acción había poco que esperar de él. En la sesión de este miércoles, no sólo se ha confirmado la 'debilidad' teórica del banco, sino que ha perdido el nivel clave mencionado por los expertos. "Si se mantiene por encima de 6,40 euros, veremos, pero de momento la situación está en curso. Sería un buen síntoma", reconoce el analista. 

"Si observamos el gráfico de Santander a largo plazo, podemos ver que sólo ha sido capaz de volver al primer retroceso de Fibonacci en 6,20 euros. Comparado con BBVA se ha quedado por debajo a cierta distancia, consecuencia de la integración que hizo con Banesto, que le ha perjudicado en los últimos meses", recordaba Luis Lorenzo, analista de Dif Broker.

Cotización Banco Santander. Gráfico Diario (FUENTE: Ei)
Cotización Banco Santander. Gráfico Diario (FUENTE: Ei)



Santander se ha olvidado de los máximos marcados el 18 de octubre en 6,77 euros por acción. En un mes se deja un 2%, dejando su balance anual de cotización prácticamente a cero. Ello a pesar de una importante revalorización del 16% en el último trimestre. 

"Tiene un soporte en la zona de 6,28/6,29 euros. Está en una situación correctiva y pendiente de definirse", recuerda Espín.

Ahora bien, a tenor de lo que opinan las casas de análisis, la entidad ya se ha definido de sobra. La mayor parte de los bróker, a saber Nomura, Crédit Suisse o Citi, colocan su estimación en un precio objetivo de 6 euros o de 6,4 euros en el caso del último de ellos. Algo más optimista es Goldman Sachs, con un PO de 6,75 euros y, por supuesto Bankinter, que habla de 8,2 euros por título. 

"Si damos un vistazo a Santander por Ichimoku vemos que ha perdido todo su momento alcista. El chikou ya no está por encima de las cotizaciones, las medias cruzadas a la baja", reconoce José Luis Cárpatos, analista de Estrategias de inversión, que advierte de la caída que se podría producir si perdiera "la zona de 6,27" que le llevaría "fácilmente  a  la zona de 5,93-6. Un soporte muy fuerte y posible zona de compra, porque por ahí pasa el retroceso de Fibonacci de 38,2% de todo el gran tramo de subida anterior y además el final de la nube. Por encima de 6,64 pasaría el peligro". 

En este sentido, expertos como Roberto Moro, de Apta Negocios, reconoce observar un  mayor recorrido en valores como el Banco Popular, "más alejado de sus máximos históricos.  De hecho, creo que el recorrido potencial es mayor que el de gran parte de los bancos". Tanto es así que se vieron en 2007, precrisis,  en 78,80 euros.

No obstante, el Banco Santander ni tan siquiera debería verse afectado por las posiciones bajistas que se cuentan por el 0,20% del capital social, según la última revisión realizada por la CNMV el pasado 29 de noviembre. 

Los Indicadores Premium conceden al Santander el beneficio de la duda con una tendencia alcista a corto plazo, aunque reconocen que falla la de medio plazo y un volumen decreciente en su negociación. 


Precio objetivo Santander