De esta forma, el inversor tiene la opción de cancelarlo al vencimiento de cada trimestre, obteniendo la rentabilidad acumulada hasta ese momento. De esta forma, el cliente obtendrá una rentabilidad de Euribor más 1,20% en el último periodo de liquidación.

Diseñado exclusivamente para nuevas aportaciones, este producto se puede contratar desde un mínimo de 3.000 euros.