Durante años la banca española ha utilizado el telemárketing para contactar con potenciales clientes de tarjetas y préstamos, pero la desaceleración del mercado hipotecario ha llevado a las entidades a utilizar la vía telefónica que para captar hipotecas. Además, las subidas de tipos decretadas por el Banco Central Europeo (BCE) desde finales de 2005, han permitido a las entidades mejorar sus márgenes comerciales y abaratar sus tarifas. Cambiar el préstamo hipotecario de entidad puede representar ventajas y ahorros importantes para el cliente. De hecho, a un cliente le compensaría cambiar de entidad si le ofrecieran el euribor más 0,33%, aunque estuviera pagando un diferencial del 0,42%. Además, hay entidades que costean parte de los gastos de subrogación. Más de 50.000 personas han cambiado de entidad su préstamo hipotecario desde 2006. Así, la cifra de subrogación en hipotecas aumentó un 50% en el pasado ejercicio respecto a 2005.