El sector de la biotecnología ha sido uno de los más castigados durante los últimos meses. Sólo en el tercer trimestre se han dejado un 24%, frente al descenso del 10% del S&P 500. No es de extrañar, si se tiene en cuenta de que sobre la industria pesan el hecho de las altas valoraciones y las palabras de Hilary Clinton que avisó de que si ella era presidenta de EEUU reduciría el precio de algunos medicamentos. 
En este escenario, los expertos de BofA Merrill Lynch aconsejan a los inversores de este sector que se mantengan en grandes compañías, con un crecimiento asegurado, un pipeline elevado y potenciales catalizadores en un futuro. Quizá quiera leer: Las compañías biotecnológicas más sobrevendidas

Estas son las compañías que recomiendan tener en la cartera a quienes les guste el sector.

Alexion Pharmaceuticals:
La empresa lleva meses en el radar de los que buscan empresas que puedan ser objetivos de compra, sobre todo después de que ella misma comprara a Synageva Biopharma hace unos meses para mejorar su pipeline de medicamentos.

En Merrill Lynch le dan un precio objetivo de 227 dólares, lo que implicaría un potencial de revalorización de casi un 75%.

BioMarin Pharmaceuticals:
Los analistas de la firma de inversión la sitúan en esta lista de nombres que elegir, aunque no le otorgan un precio objetivo mucho más elevado de la cotización actual, con lo que el potencial de revalorización estaría muy limitado. El precio está situado en 165 dólares.

Celgene
Los expertos de Merrill Lynch opinan que la compañía podría tener un potencial de revalorización de un 38% respecto a su cotización actual. En concreto, le otorgan un precio objetivo de 148,8 dólares, por encima de la media del consenso de analistas. 

Incyte:
Al igual que ocurre con Alexion, Incyte también podría estar en el radar de otra gran biotecnológica para protagonizar una nueva operación corporativa. Esta es, entre otras, las razones que han llevado a los expertos de esta casa a recomendar esta compañía.

En la firma le dan un precio objetivo de 145 dólares por acción, lo que implicaría una revalorización de algo más de un 25% desde el nivel actual de cotización.

biotecnológicas comparables


QUIZÁ LE INTERESE LEER: “Las biotecnológicas siguen cavando su tumba”