Tras la indefinición de la apertura, el selectivo español se ha decantado finalmente por las ventas y ha perdido los 11.700 puntos, sin embargo, las plazas europeas cotizan con tímidos avances. Jesús de Blas, director del dpto. de Renta Variable de Credit Agricole Mercagentes, considera que “las advertencias de Moody´s han provocado que el comportamiento de nuestro mercado sea más negativo que en Europa”.
Sin embargo, Telecinco consigue sortear esas ventas que azotan al selectivo y cotiza con una subida superior al 2%. “Las negociaciones para la cadena deben de estar siendo muy buenas”, considera Jesús de Blas, director del dpto. de Renta Variable de Credit Agricole Mercagentes, “sin embargo, parece que Prisa no está sacando buena tajada para conseguir solventar su deuda”.

Inditex es otra de las premiadas hoy en el parqué madrileño debido a que su competidora, H&M, ha presentado sus cifras, que han sido peores de lo esperado. “Inditex sale reforzada por estos resultados”, opina de Blas, “no obstante, las reacciones antes eran mucho más virulentas, ahora son más mitigadas”. Además, el analista añade que “el grupo gallego está mostrando unas cifras muy resistentes a la crisis trimestre a trimestre”.

Abertis ha amanecido hoy con una mejora de estimaciones por parte de Deutsche Bank, ya que, le ha subido su precio objetivo a 18,67 euros, frente a los 15,50 euros anteriores. Además, la compañía anunció ayer que mantendrá su política de dividendos. “Preferíamos Cintra pero ya no está como tal”, comenta el experto, “Abertis no es mala alternativa, pero no ofrecerá ninguna sorpresa en el corto plazo”.

Iberia vuela ‘con turbulencias’ debido a que su compañera, British Airways tiene problemas con sus fondos de pensiones. “Su cotización recoge muy mal los problemas de British”, asegura de Blas, “además, la euforia por Iberia ya ha pasado y los inversores ya no la ven con buenos ojos”.

El sector financiero está candente, Citigroup ha anunciado que va a devolver las ayudas de 20.000 millones de dólares que el Gobierno le prestó para paliar la recesión. Sin embargo, el analista no se muestra muy positivo con el sector en España, “será un mal año para los bancos medianos, aunque los grandes también lo notaran, porque aunque diversificados, su exposición a nuestro país es importante”. Por tanto, de Blas aconseja “empezar el año que viene reduciendo las posiciones en él y fijándonos en sectores como la energía o la construcción”.