La visita de Mario Draghi a España hace que sea uno de los factores a los que atender en la sesión. Sin embargo, parece que dirá algunas coas dque no puede dejar de decir y apostaría por un toque complaciente con las medidas que se están tomando, reconoce Ramón  Forcada, director de análisis de Bankinter.

Creo que la clave está en la subasta, 6-12 meses y es la primera vez que el Tesoro hace simultáneamente los dos plazos, subirán algo las tires a seis meses en 0.95% y el 12 meses entre 1.60-1.65 sería razonable. Luego lo interesante es Draghi, habrá determinados parlamentarios que serán muy agresivos verbalmente y creo que también dirá algunas cosas que no puede dejar de decir. Apostaría por un toque complaciente con las medidas que se están adoptando ahora pero diciendo que hay que ser persistente en ello.

Cifra de déficit de 2013 determinante para ver cómo va el bono español, mi impresión es que cualquier cifra que no pase del 7.2% no será mal recibida. El objetivo formal era el 6.3% pero tendremos que ver qué pasa.

Creo que tenemos por delante el día 22 la CE publica sus perspectivas de invierno y el 24 elecciones en Italia, que dan pie a una situación muy delicada pero que colocará a España en uan situación mejor, en términos de comparación con Italia. Vemos que el diferencial entre España –Italia se amplía. “No hay un retroceso en este sentido, pero el mercado ha corrido mucho y la mejora de la percepción global ha sido muy rápida y esto tiene que ser de forma más pausada. Hay cifras que permiten ser moderadamente optimistas. Tenemos mejora comercial importante….y lo importante es que esto se consiga porque hayamos creado un sistema para mejorar la competitividad”.