Entre nuestras apuestas está Repsol, puesto que igual que una compañía europea está apostando por adquirir una española (en el caso de E.On con Endesa), la petrolera podría ser objeto de una compra y en el caso de apostar por alguna lo haríamos por Repsol.
El comportamiento de hoy en los mercados no ayuda a los accinistas en el corto plazo. Hemos visto que algún sector, como el eléctrico, ha aportado incluso un cierre positivo en compañías como Unión Fenosa o Endesa, que se compensa con el mal comportamiento del sector de la construcción. Las caídas generales para Repsol, los dos grandes bancos o Santander, es señal clara de debilidad en los mercados.