“Estamos viendo resultados en el sector financiero con niveles muy bajos de beneficios, pero se deben sobre todo a las provisiones que han tenido que ir dotando por los Reales Decretos”.


“Aún así, Santander tiene beneficio neto y Deustche Bank, a causa de los ajustes de ciertos negocios, se ha visto mermado. En cambio, la parte de arriba de la cuenta de la entidad alemana es positiva, mientras que en Santander es un poco mala, sobre todo por Brasil”.

El PIB del cuarto trimestre de EEUU registró una caída inesperada. “pero es un dato matizable. Si miramos todos los componentes, de inversión y consumo personal… son buenos. El crecimiento es robusto, pero la caída se debe a la menor inversión en defensa, que siempre es un dato volátil”.

“Es verdad que el mercado ha subido muy rápido y creemos que una consolidación sería buena y no pondría en peligro que el índice este año acabe en positivo. Hay que seguir en el mercado y se puede aprovechar el recorte para tomar impulso. En cambio, es arriesgado vender a estos niveles porque nos podríamos quedar fuera y, solo si el Ibex 35 perdiera los 8400 tendríamos que esperar a los 8000 para comprar. En esta zona podríamos ver un rebote sostenido”.

“Nosotros mantenemos nuestra valoración del Ibex 35 para este año. Creemos que alcanzará los 9.300-9.400 puntos, mientras que para el EuroStoxx manejamos un nivel objetivo de 2850 puntos. Tiene que ser un buen año para la bolsa porque tiene menor riesgo que el año pasado y está muy barata. Seguimos apostando por los bancos, Telefónica, Ferrovial, OHL y Técnicas Reunidas”.


Declaraciones a Radio Intereconomía