Apostamos por compañías del sector financiero y de telecomunicaciones. Todas las inmobiliarias de Europa del Este cuentan con un enorme potencial así como todos aquellos sectores sensibles a la bajada del precio del crudo, como Iberia o Alitalia que podría iniciar un proceso de privatización.
El mercado está en zona de máximos, sobre los 14.400 puntos. Es una zona de examen donde estamos estudiando atacar los niveles de resistencia aunque, de momento todos los intentos de romperlo han sido inútiles. Vimos cierta debilidad la semana pasada por los datos americanos pero las operaciones corporativas han vuelto a traer la ilusión.