Alstom destaca entre los activos del CAC 40 como el que obtiene una nota menor por los indicadores Premium. La compañía está inmersa en una
tendencia bajista, que se espera que mantenga en el largo plazo.

Estos datos, vienen acompañados de otras negativas referencias, como un volumen decreciente para el medio y largo plazo o un momento total negativo, tanto lento como rápido.



El único dato esperanzador que presenta Alstom es una volatilidad decreciente para medio y largo plazo.

Ayer registró su cierre en 25,015 euros.