Las acciones del gigante chino de comercio electrónico, Alibaba, prácticamente se mantienen impasibles en bolsa, a pesar de que el pasado viernes la compañía elevó en un 32% la cifra de productos vendidos durante el día de los solteros.
 
En concreto, Alibaba vendió mercancías por un importe de 17.730 millones de dólares. La orgía compradora hizo que en solo cinco minutos la empresa vendiera unos 1.000 millones de dólares y que se superara la cifra del año pasado en solo 9 horas.

Los expertos, sin embargo, remarcan que el aumento en la cifra de compras realizadas es inferior al de 2015 en esta misma fecha, cuando ese porcentaje superó el 60% con respecto a 2014.  Una de las razones que podrían explicar este comportamiento en la reducción de la cifra por cada compra que ha pasado desde 194 hasta 184 yuanes.

Desde luego, el día de los solteros pone cada año el foco sobre Alibaba, aunque su presidente, Jack Ma, ha intentado restar importancia al decir que se trata tan sólo de un número. El fundador de la empresa afirmó que “cuando los volúmenes comienzan a crecer más lento yo me relajo porque no queremos que se colapse todo el sistema logístico”.

En lo que va de año, las acciones de la compañía suben algo más de un 14%, y un 22% en doce meses. A pesar de estas subidas, un 88% de los analistas que siguen el valor apuestan por comprar las acciones y el 12% restante opta por mantener. El precio objetivo de la compañía, según el consenso de Facset el precio objetivo es de 110,94 dólares por acción, lo que implica que la empresa posee un potencial de algo más de un 30%.

Evolución de las cuentas  de Alibaba