“La comparecencia del BCE ha sido un punto de inflexión, ha inyectado optimismo. Ahora el Ibex se enfrenta a la primera resistencia a de corto plazo, a los 9.200 puntos”.
 
El siguiente nivel de resistencia del Ibex 35 está en los 9.450-9.500 puntos, por lo que le puede quedar algo de recorrido para esta semana.
 
Las medidas anunciadas por el BCE tuvieron un impacto negativo para el euro en los momentos siguientes al anuncio, pero luego se giró y la principal residencia la tiene en 1.1480 y soporte en 1.06. Si supera los 1.1480 podría irse a 1.23-1.24 dólares.
 
Hay que ser prudentes porque, si nos fijamos en el S&P y el Dow Jones, vemos que están en su cuarta semana de alzas consecutiva. Hemos visto una subida del 11-12% desde los mínimos de la semana pasada, pero creo que los resultados empresariales de este año no van a ser tan buenos. Un 80% de las mejoras en la anterior campaña de resultados fue por reducción de costes, por lo que hay que ser muy cauteloso en el medio plazo, aunque en el corto puede quedar algo de recorrido. Cuando después de todo lo que está ocurriendo el S&P está a tan sólo un 5% de los máximos anteriores, con las empresas mejorando sus beneficios con reducción de costes y apoyadas en la decisión de la Fed, me preocupa, porque los ratios de algunas empresas comienzan a ser elevados. Quizás estamos viendo un techo en el mercado americano que podría contagiar a los mercados europeos.
 
Hay que ser muy selectivo con los valores que se seleccionan porque los cinco blue chips son el 60% del movimiento del Ibex 35. Hay que mirar el análisis técnico y fundamental. Aquellos que piensen en crear una cartera de medio-largo plazo deben apostar por valores con buen dividendo y menor volatilidad.

Declaraciones a Radio Intereconomía