La última parte de la sesión ha estado regida por las dudas en el Ibex 35. Finalmente el índice cerró en positivo, con subidas del 0.17% que le llevaron al borde de los 9900 puntos. Revalorización que lideraron los títulos de Indra y Bankinter, con subidas de más del 3%. 


Jornada de subidas para la renta variable nacional, que consiguió cerrar la sesión con subidas del 0.17% que le llevó hasta los 9896 puntos. El selectivo español “tiene una resistencia en los 10057-10060 puntos, principal obstáculo en su camino a los 11.000 puntos”, explica Javier Sánchez Rojas, de RB Bolsa. Este experto reconoce que en la caída que ha experimentado estos días “ha ido a apoyarse a los 9800 puntos y tendría que mantener ese soporte para no romper la tendencia alcista y ver nuevas subidas”.

La revalorización llegó liderada por los títulos de Indra y Bankinter, que cerraron con subidas de más de tres puntos porcentuales, hasta los 13.1800 euros y los 5.4250 euros. Sobre la tecnológica, en subida libre, dicen los expertos que el objetivo que plantea está por encima de los 14,20-14.50 euros.

Sacyr, jazztel y Bankia también se colocaron en los primeros puestos del selectivo, con subidas de más de un punto porcentual que les llevaron  a los 3.7970 euros, los 9.1960 euros y los 1.3060 euros.  Entre los grandes, tan sólo Telefónica y Banco Santander cerraron en positivo. La operadora cerró en los 11.39 euros.  La entidad subió un 0.38% y marcó en los 6.3850  euros. Lo hace un día antes de publicar resultados.  A medida que avanzan las semanas la temporada de resultados se irá acelerando, presentando la mayoría de compañías (65,71%) sus cuentas en la segunda quincena de febrero. La próxima semana les llega el turno a dos ‘blue chips’ como Santander y BBVA que deberán presentar 4.703 millones en 2013 en el caso de la primera y 2.429 millones en el de la segunda si no quieren decepcionar. (Ver:La temporada de resultados coge fuerza en Europa)

Es precisamente la entidad que preside Francisco González la que ha cerrado en números rojos.  Una penalización del 0.4% que le llevó hasta los 8.7560 euros por acción. Penalización que compartió con los títulos de Banco Sabadell pero que se vió superada por los números rojos que presentaron compañías como Gamesa. Un retroceso de más del 3% que le arrastró hasta los 7.8940 euros por acción.  Roberto Vázquez, de Hanseatic Brokerhouse reconoce que la compañía "se encuentra en una zona de soporte con buen apoyo en la zona de mínimos marcada durante esta semana. Si bien es cierto que el rango recorrido es relativamente amplio. Estaríamos hablando de una pequeña dilatación de compra en los 7,80 euros, para buscar los 9,50 euros, con un beneficio de 2 euros por acción".(Ver: Trading en Gamesa)