Bankinter, sube por los rumores corporativos que en el fondo no tienen nada de nuevo. En estos últimos días ha habido un cambio de presidente, que en principio la línea puede ser continuista y esta siendo bien acogido por parta e de la entidad. Siempre que hay un cambio de directivos en un órgano de administración se desatan los rumores de un cambio de estrategia. A los niveles actuales ya no incrementaríamos posiciones sino más bien las rebajaríamos aunque el sector bancario nos sigue gustando.
En declaraciones a Radio Intereconomia, Mariam Fernández, Gestora de renta variable de Inversis Banco, comenta el desplome de Astroc. La inmobiliaria en el comunicado que ha enviado a la CNMV hace ver que no ocurre nada. Se ha publicado una noticia que creemos que puede ser el desencadenante de esta caída tan brusca. La noticia habla de dos cosas: de que los resultados de Astroc puedan estar inflados por operaciones que se han llevado a cabo con el presidente. Y por otra parte la posibilidad de que la situación reglamentaria en la Comunidad Valenciana empeore después de una normativa que se conocía ya en 2006 pero que podría hacerse notar ya en 2007 con un endurecimiento de las condiciones. El valor es difícil de seguir, no hay previsiones y hay pocos analistas que lo sigan. Hay un poquito de exageración en el valor hoy. Sacyr ya ha lanzado la segunda intentona en Eiffage y ha recibido la segunda negativa. Sabíamos que no se lo iban poner fácil. En el corto plazo nosotros creemos que puede seguir la debilidad en la acción. Eiffage había recuperado mucho pero creemos que las valoraciones son exageradas y preferimos otras constructoras como un Ferrovial o un FCC. Bankinter, sube por los rumores corporativos que en el fondo no tienen nada de nuevo. En estos últimos días ha habido un cambio de presidente, que en principio la línea puede ser continuista y esta siendo bien acogido por parta e de la entidad. Siempre que hay un cambio de directivos en un órgano de administración se desatan los rumores de un cambio de estrategia. A los niveles actuales ya no incrementaríamos posiciones sino más bien las rebajaríamos aunque el sector bancario nos sigue gustando.