Todos los índices europeos han dado una clara señal de que se han apuntado al rally de las bolsas mundiales que, en el caso de Wall Street viene de lejos y se ha acelerado tras las elecciones americanas debido a que parece que la política de Trump va a reactivar la economía estadounidense.
 
En el corto plazo podríamos ver alguna corrección, pero estacionalmente los días finales del año son positivos y también los primeros de enero, al menos hasta la toma de mando del presidente de EEUU (20 de enero). Además, en el caso de Europa es que venimos de un entorno muy negativo, por lo que tendría que seguir la inercia alcista.
 
Es muy importante que la banca italiana afronte su problema y saque adelante sus reestructuraciones. Será importante ver si colocan las ampliaciones de capital, pero las acciones han caído tanto, que el mercado descuenta que van a conseguir sacar adelante la operación. Monte dei Paschi está intentando sacar adelante esta semana su ampliación de capital, aunque también es cierto que su situación es más complicada que la de Unicredit. Esto podría dejar atrás la nueva fase de problemas de la banca europea.
 
Bancos, aseguradoras, compañías pequeñas, energéticas, televisiones o materias primas, son los sectores más fuertes y creo que lo seguirán siendo un tiempo. Una rotación de la envergadura que se ha producido es lógico que se mantenga unos meses. A medio y largo plazo hay que tener una cartera equilibrada, pero si se quiere sacar algo más, sería bueno centrarse en este tipo de sectores, más ligados al ciclo.
 
MEDIASET
El aumento de participación de Vivendi en Mediaset Italia podría beneficiar a Mediaset en España porque refuerza la idea de que las televisiones son atractivas para otras compañías. A estos niveles de precio Mediaset y Atresmedia son atractivas.
 
TELEFÓNICA
Es la gran incógnita. Ha sufrido mucho, más de la cuenta, por el tema de emergentes, deuda, valores defensivos… así que, está renqueante, aunque podría haber hecho suelo estructural de largo plazo en 7,50 euros. No es de los valores más atractivos a largo plazo, pero a 9,50-10 podría ser su objetivo de medio plazo.

MAPFRE
Su referencia por encima son sus máximos históricos en 3,60 euros. A medio plazo el recorrido creo que puede ser mayor. En general es una compañía con buenas expectativas para los próximos meses.
 
IBERDROLA
Es de los valores defensivos que le han sentado peor la gran rotación hacia valores más cíclicos, pero creo que ha hecho suelo en 5,50 euros. Su rentabilidad por dividendo es del 5%, lo que resulta atractivo. Tiene un rango bien definido entre 5,50 y 6,60 euros.
 
BANCO SABADELL
La participación que tenía del 4% en el banco luso BCP no era muy grande y como no ha ido a más esta inversión, me parece buena idea que haya desinvertido.
 
ACS
Es una compañía que ha completado un proceso de desinversiones muy importante, con la venta reciente de Urbaser. Está en una situación financiera sólida y tiene una presencia internacional en el sector constructor muy fuerte. Además, podría beneficiarse de la política de Trump.
 

Declaraciones a Radio Intereconomía