El Ibex35 cumple este ocho de noviembre 10 años desde que llegó a los máximos históricos en los 15.945 puntos y también se cumple un año desde la victoria de Donald Trump en las elecciones de Estados Unidos, sin embargo la actualidad de los mercados pasa por los últimos coletazos de la temporada de resultados. De todo ello hablamos con José Luis Herrera, analista de CMC Markets.

¿Qué ha cambiado en los mercados tras la victoria de Donald Trump?

Lo que ha mostrado el mercado de Estados Unidos sobre todo es una fortaleza inusitada continuando con la tendencia previa. Desde entonces ha habido muchas cosas, empezando por Europa, que ha tenido situaciones políticas adversas, pero de todo esto se ha recuperado el mercado e incluso hemos alcanzado máximos y curiosamente siendo un presidente que no goza de popularidad pero el mercado ha mostrado que apoya sus medidas, como por ejemplo, la tan anunciada reforma fiscal. El mercado apuesta por este presidente y la situación la estamos viendo. También juega todo esto el viento de cola que viene en la economía, creciendo al 3% por encima de las expectativas, desempleo en mínimos históricos con lo que es fácil que goce de esa popularidad.

¿Cómo ven, en CMC Markets, por análisis técnico los principales índices estadounidenses?

Si miramos en diferentes plazos vemos que continúan alcistas. Tendríamos que encontrar plazos cortos para ver algún signo de debilidad pero tampoco existe realmente. Cuando hay un mercado tan alcista no se trata de encontrar niveles donde el mercado puede detenerse sino puntos donde en caso de una corrección pueda retomar esta tendencia. Tanto S&P500 como Nasdaq100 están mostrando esa fortaleza en todos los plazos. En concreto, el Nasdaq, si nos fijamos en el gráfico, el último tramo de subida está alcanzando una verticalidad que podría dar pie a tener algo más de prudencia. Quizás de los cuatro índices el que más técnicamente definido podría estar es el US small Cap 2000 que tiene un canal bien definido y podrías mostrar algo más de debilidad. En caso de continuar las caídas, podría detenerse en 1.450 puntos. Pero en general, y tomando como referencia el resto de índices, tiene una gran fortaleza y de hecho el Dow Jones no tiene otro objetivo plausible para el medio plazo hasta los 24.000 puntos. Por lo tanto, no hay razones para pensar que no vaya a continuar la tendencia de medio plazo.

En el mercado español, como hemos dicho hoy esta semana se cumple una década desde los máximos alcanzados, ¿cómo ha visto la evolución de estos diez años?

También ha ocurrido de todo. Los máximos cotizados en 2007 fueron punto de inflexión y hemos tenido desde la crisis de Lehman Brothers, donde alcanzamos niveles por debajo de los 7.000 puntos, luego tuvimos la crisis de deuda en 2012 donde hacíamos mínimos de esta década, hemos tenido el Brexit y ahora mismo estamos en una situación de posible riesgos por la situación política y realmente es el gráfico el que nos muestra toda la evolución que ha habido. No ha sido capaz de superar los máximos decrecientes y la zona a batir son los 10.800-10.900 puntos. Y lo que también tenemos por otro lado es una sucesión de mínimos crecientes con origen en la época de crisis de deuda y el siguiente punto de tangencia serían los mínimos marcados con el Brexit. Un triángulo que se va estrechando y que tendrá que definir en uno u otro sentido.  Han sido 10 años con grandes movimientos y fluctuaciones.

Estamos en una situación en que lo ideal sería que se recuperaran niveles de meses anteriores y continuáramos esa tendencia.

En el corto plazo, en el Ibex35 ¿en qué niveles se movería?

En un plazo más corto, la situación no cambia mucho respecto a la que venimos hablando en anteriores comparecencias. Hay una directriz de tendencia que venía marcando la evolución del índice desde los mínimos de junio de 2016 que fue perforada, desde los altos del año estábamos canalizando un movimiento de corrección y lo que ha habido la semana pasada en el intento de escape del índice superando los 9.400 puntos es un pull-back, llegando a cotizar incluso a niveles en torno a 10.600 puntos. Siguen estando vigentes niveles del canal. La base del mismo son los 9.650 puntos y la zona superior, 10.400 puntos, cuya superación le haría ver niveles superiores.

Por hablar de la temporada de resultados,Indra presentó sus cuentas con un aumento de los beneficios del 76% gracias a Tecnocom. ¿La ve como una opción de compra?

Indra ha anunciado que el resultado operativo bruto había aumentado tras la adquisición de Tecnocom y lo que debemos fijarnos es en la evolución técnica que es la que nos puede dar indicio de si es momento de entrar o no en el valor. Según el gráfico, desde el origen del último movimiento alcista – enero 2016 – ha tenido diferentes apoyos en directriz alcista y la corrección que ha habido recientemente no se ha llegado a perforar esa directriz y pienso que en términos de riesgo- beneficio habría que esperar esa circunstancia si se produce para plantear una entrada. Además, coincidiría con la zona de soporte anterior (marzo 2017) y serían dos puntos de entrada que podrían justificar este nivel. Esa zona serían los 11,50-11,55 euros. Otra cosa es que inicie un movimiento alza desde niveles actuales y nos permitiera encontrar otros puntos de entrada pero de momento la zona mencionada anteriormente, es lo más recomendable.

Además, vemos en velas mensuales que se puede trazar una línea de directriz bajista que nos indica que la zona comentada es una zona de apoyo que podría actuar como tercera variable que nos podría dar un punto de entrada.

12.02

Por último, el informe de estabilidad financiera del Banco de España, señala riesgos en los mercados como Brasil, México y Turquía, que podría afectar a los grandes bancos españoles, como BBVA y Banco Santander. ¿Cree que es momento de deshacer posiciones en estos grandes bancos?

Los grandes bancos españoles tienen mucha exposición a países de fuera de España no sólo emergentes sino porque además tenemos el foco de Cataluña que afecta los grandes, por extensión. A nivel técnico veo mejor el comportamiento que está teniendo Banco Santander, se mantiene en la tendencia alcista. Si nos fijamos en  velas mensuales, es una situación que a priori justificaría un mejor comportamiento técnico pues una vez superada esta directriz bajista ha tenido diferentes apoyos que han servido de entrada para los compradores y, por tanto, es una zona importante: zona no inferior a los 5 euros que no debería perderse.

La situación de BBVA no difiere mucho respecto a la de Santander. Tantea la parte baja del canal, los 7 euros, que es el nivel que no deber perder para no ver un escenario correctivo mayor.