¿Lectura? es un toque de atención que nos dice que si no se resuelven las incertidumbres los inversores se pueden poner nerviosos y los repuntes de la prima de riesgo podrían volver a niveles no visto desde hace muchos meses y a la petición de rescate para la banca.

Hoy pendientes del BCE. Hay que hacer dos lecturas. De un lado política en clave europea y estrictamente del mandado del BCE, que es controlar la inflación. En los últimos tiempos ese mandato ha virado hacia la estabilidad financiera en la Eurozona. El BCE no va a entrar en una guerra de divisas y cuando ha intervenido en el mercado fue porque el continuo debilitamiento del euro ponía en riesgo la inflación importada. Adicionalmente, el euro no está caro
. Si lo deflactamos y aplicamos la inflación no está en un nivel preocupante para el BCE.

Esperamos que mantenga la política de tipos, que no intervenga hablando de un tipo de cambio para el euro y que no se pronuncie sobre el tema. ¿No resulta contradictorio que aquellos que se preocupan por la fortaleza del euro son los mismos que se felicitan cuando esta es vista como un signo de fortaleza y unión? Hay elementos en la UE que aconsejan mantener la política actual.


Lo que sucede que el motivo por el que el BCE debiera bajar tipos es por riesgo inflacionario. ¿Existe este riesgo de inflación? Sí, mucha además importada de las políticas expansivas de otros bancos centrales. Sería una temeridad, desde ese punto de vista, bajar más los tipos cuando además ello no se reflejaría en un mayor flujo del crédito. Aunque económicamente pueda parecer que se necesita un crédito barato, no es porque no lo haya sino porque no fluye. Y si no solucionamos ese paso intermedio, aunque los tipos sean negativos, seguirá sin fluir.

Los cortos dan liquidez y transparencia al mercado

Hay que dar la bienvenida a cualquier medida que vaya favor de más liquidez en el mercado, más transparencia y menos intervención. Ha habido una corrección que en España ha sido más acusada porque se han juntado, sobres, levantamiento de prohibición de posiciones cortas y unos niveles en los que es positivo un descanso, incluso técnico. Esta prohibición se hizo más pensando en proteger las ampliaciones de capital que estaban en ciernes - Bankia y Banco Popular – pero hay que ser positivos.

La posibilidad de posiciones cortas es un instrumento que se utiliza si hay fundamentos o razones que te invitan a ello. En tanto que no existan esos elementos, no hay riesgo de ningún ataque especulativo.

Que hay que premiar a estas compañías. No hay un crédito fácil con lo que aquellas compañías que no sólo tienen mucha caja sino un plan de expansión sin tener que endeudarse, hay que premiarlas. Son compañías a las que le queda mucho recorrido. Inditex es una historia de éxito pero su presencia en los mercados, es muy pequeña, y ha demostrado que gracias a que crecen con poco endeudamiento lo hacen sin costes para sus márgenes. Si avanzamos un poco en la mejora del ciclo económico, parece razonable para esas compañías que tienen que crecer pensar en operaciones corporativas, con lo que empezará a moverse algo en este mundo.