El turismo es uno de lo sectores que se beneficia del ciclo económico mundial que estamos viviendo, la gestora GVC Gaesco lanzó en 2011 el fondo GVC Gaesco  300 Places WorldWide que tiene una rentabilidad anualizada a tres años del 8,3%. De todo ello hablamos con Jaume Puig, director general de GVC Gaesco.

¿Por qué un fondo especializado en compañías turísticas y de ocio en estos momentos?

 Yo haría una precisión porque no es de ocio general ni de turismo general sino que es de turismo global. Existen dos formas de turismo: local, en el que alguien  visita su país en el que ve montañas, ciudades, museos…etc. Este fondo no es de turismo sin más, sino que es de turismo global que es el turista que va a otro país y esto es importante porque el comportamiento de un turista cuando  va a otro país es distinto. Va a ver no solo lugares bonitos sino singulares. ¿Por qué turismo global? Primero porque es un segmento que  crece más que el propio mundo. Desde el año 1980 hasta hoy el mundo ha crecido al ritmo del 2,4% pero si miras el número de turistas globales – medido en llegadas de turistas internacionales – estábamos en 500 millones en el año `85 , ahora estamos en 1.300 millones y en pocos años estaremos en 1.800 millones. Quiere decir que la tasa de crecimiento de este turismo internacional está alrededor de 4,3-4,4%, con lo que es capaz de crecer más que el propio mundo.

Luego hay dos temas adyacentes importantes: el de oferta y el de demanda. En el demanda, el turismo global es muy resistente pues no es tanto un lujo como una necesidad y es muy resistente a crisis geográficamente localizadas. Cuando hay una crisis, por ejemplo, en la zona euro que exporta pocos turistas globales al mundo, si Asia está bien, Asia exporta turistas. Con lo que está más correlacionado con el crecimiento económico mundial que no el de una región concreta. Eso hace que la demanda sea muy resistente. Hemos tenido en 2009 una crisis global, donde el turismo cayó en 2009 pero en 2010 ya había recuperado los máximos de 2008. Además, desde el punto de vista de la oferta, tiene una singularidad: cuando alguien viaje, sea de donde sea, ya sabemos que hay sitios donde va a ir. Paris, Nueva York, Venecia… Con lo que si tenemos demanda que es resistente e ilimitada con una oferta que es muy limitada, por eso el fondo se llama 300 places WorldWide que quiere decir que inveirtimos en las empreas que dan servicio a los 300 lugares que visita el turista global. NO nos quedamos con los 20-50 primeros sino con los 300 que dan para mucho. Todas las empresas que tenemos en el fondo tienen que prestar servicio en estos lugares y estos 300 lugares son bastante estables en el tiempo. Nueva York, Paris, El  Padro, La Sagrada Familia… son una serie de sitios que están ahí y lo seguirán estando aunque hay sitios nuevos, por ejemplo Abu Dhabi, Dubai, hace quince años no estaba y ahora sí. Hay algún pequeño movimiento pero hay sitios cuyo atractivo permanece en el tiempo. Creamos el fondo porque tenía combinación de crecer más que el mundo, demanda muy robusta y oferta muy limitada. Esto hace que para invertir en empresas tenemos que ver cuántos de estos sitios prestan servicio  al turista global. Entonces tenemos que monitorizar dónde presta n servicios. Es un fondo al que le vemos continuidad durante mucho tiempo.

El fondo tiene exposición del 48.5% a Estados Unidos y lo sobreponderar frente a Europa. ¿Cree que el endurecimiento de las políticas monetarias de la FED puede condicionar a las compañías del sector?

No invertimos o dejamos de invertir en una empresa por dónde tenga su sede. Empresas norteamericanas que están en la cartera tenemos a Priceline.com, que es Booking.com, y su sede está en EEUU pero gana su dinero en todo el mundo. Tenemos a Hilton, evidentemente americana, Visa o Carnival, que son americanas pero tienen su negocio por todo el mundo. No es la cuestión geográfica lo que nos hace invertir sino el servicio que están dando, que es global. La mayor parte de estas empresas dan servicio global a estos sitios o empresas más locales, como los aeropuertos de Venecia, que si vas a la región solo tienes dos aeropuertos y los dos son de la misma compañía. 

En España el fondo tiene exposición a Melia Hotels, que ha incrementado sus beneficios en un 28%. ¿Es buen momento para sobreponderar la compañía?

Nosotros tenemos Meliá desde hace mucho tiempo, es un fondo que invierte en turismo y si desglosamos los clientes de Meliá, tiene una parte de turistas muy importante. Es una empresa que tenemos y que, con los descensos de los últimos meses, hemos ido aumentando su posición en el fondo. Claramente es una compañía fantástica para formar parte del fondo.

Apuntaba que el riesgo de los tipos no es grande, ¿cómo le condiciona otros riesgos como el geopolítico o el de divisa?

Por el de tipos de interés, no será importante mientras  estemos en la situación actual que es normalizar tipos de interés. A día de hoy, los tipos de interés largos están muy por debajo de donde deberían estar con las tasas de inflación actuales con lo que, todo lo que sea situar los tipos largos a los tipos que deberían estar de acuerdo a la inflación actual, no daña a las bolsas ni al crecimiento económico. Unas inflaciones del 2% admitirían unos tipos de interés a 10 años de hasta el 4,5%. Todo lo que sea subir hasta ese nivel, no daña a la economía global. Si luego los tipos de interés dentro de 2-3 años alcanzaran esas cifras y siguieran subiendo, tendrían un efecto sobre la economía real y podrían tenerlo sobre el fondo pero la situación actual de subida no es preocupante. En cuanto a los riesgos geopolíticos, no afectan a los turistas globales sino que afecta a dónde van los turistas globales, cambian de localización pero siguen viajando. Igual pasa con las crisis económicas, una zona exporta menos pero otra exporta más turistas globales. Es un fondo muy resiste a riesgos geopolíticos, crisis económicas parciales y que se beneficia mucho de las enormes zonas emergentes que hasta hace 20 años tenían pocos turistas globales y que ahora tienen muchos turistas globales. No sólo China o Asia sino que hay una serie de países que tienen muchos turistas en el mundo. Con lo que al fondo le va muy bien el crecimiento de la población, le va muy bien el aumento del porcentaje de la clase media… con lo que tiene poco riesgo en estos términos. DE hecho, cada vez que hay un acontecimiento que puede hacer caer a las cotizaciones aprovechamos para incrementar el peso.  Durante el Brexit hubo una caída de líneas aéreas importantes y ahí tomamos posiciones. Con lo que lo veo muy robusto.

Si vemos las previsiones del crecimiento actual hasta el año 2020 estamos en crecimiento del 3,7-4%, es decir, por encima de su media. Y como decía, el sector de turismo global es capaz de crecer más que el propio mundo con lo que tenemos 3-4 años por delante muy importantes. Las conversaciones con las empresas que vamos teniendo son muy positivas con lo que de momento ni vemos un sobrecalentamiento del sector ni de la cotizaciones. Con lo que el panorama está despejado para próximos años.