Son mercados que siguen creciendo a pesar de la situación que se vive en Europa. Economías ricas en commodities que presentan un severo descuento y con un potencial de revalorización de hasta el 30% para el próximo año.

Los mercados emergentes han comenzado a llamar la atención de los inversores por su elevado crecimiento pero no es algo nuevo “pues son mercados que llevan creciendo desde hace mucho tiempo”, reconoce Baldwin Berges, director general de Silk Invest. Este experto reconoce que en Japón, Estados Unidos o Europa hay mucha deuda “no sabemos cómo la vamos a pagar y empezamos a darnos cuenta de que hay países que están creciendo y carecen de los problemas que tenemos nosotros”. Los denominados mercados frontera “no están endeudados, tienen demografía positiva, cada vez hay más población de clase media…una realidad que no podemos ignorar”.

Este experto reconoce que a veces perdemos la perspectiva en el tiempo. Recuerda que hace 1.000 años “el 80% de la economía estaba en África, Asia y Oriente Medio, que eran los países más poblados”. Un escenario que cambió en los últimos 150 años “pues el peso económico se modificó con la revolución industrial”. Ahora los países desarrollados han llegado a su capacidad hace tiempo, “nos hemos apalancado y pensamos que en 30 años el equilibrio volverá a estar donde haya población”.

Países en los que se está incrementando la inversión directa del extranjero. “Sólo en África se ha multiplicado por más de diez. El mundo se ha globalizado y cada vez hay menos barreras para que el capital fluja”. Berges admite que el único riesgo al que se enfrenta el invasor es a lo desconocido “pues en Europa o Estados Unidos nos estamos planteando cómo pagar las deudas, las compañías dejan de ser competitivas y nos enfrentamos a economías con impuestos más bajos y monedas más fuertes”.

En cuanto a este tipo de mercados, África es el más desconocido. Cuenta con 700 millones de personas en un nivel que pueden conseguir lo básico. “con la tasa de crecimiento de la población veremos 500 millones de nuevos consumidores en los próximos 15 años. El incremento del consumo sumará entre 1.300-1.400 millones, un potencial tremendo”. Eso sí, también reconoce que hay 54 países en África y no todos están en buenas condiciones. “Sin embargo, estamos notando que los países más poblados – Egipto, Nigeria, Marruecos, Sudáfrica…-son los que están empezando a ponerse por delante de los demás”. Esto confirma la dinámica de clase media que está empezando a surgir.

Respecto a la región asiática, Berges reconoce que Qatar o Arabia Saudí son dos casos distintos de la misma región. Qatar crece alrededor del 20% - algo que considera que no es sostenible- con una calificación crediticia “alielígena y aun así tiene que pagar más que EEUU, que está endeudado”. Arabia Saudí es un país con petróleo que también cuenta con 27 millones de personas de 19 años de edad media. “Una población que se duplicará en los próximos 15 años”. Este experto sentencia: “nosotros tenemos impuestos, ellos tienen commodities”.

Respecto a la inversión en este tipo de economías, el director general de Silk Invest reconoce que “son economías que se han quedado atrás en la subida de los BRIC por ser tan desconocidos pero tienen los mismo fundamentales”. Este experto reconoce que durante la crisis financiera “hubo muchos mercados que están valorados en la mitad, con lo que diría que hasta se puede ganar un 20-30% el próximo año, si los mercados globales lo permiten”. Hay un severo descuento, concluye.