Despejadas las dudas sobre el Banco Popular, la banca española, clave en el Ibex, abre un nuevo capítulo… Del futuro de ambos, del resto de los mercados y de las diferentes oportunidades hablamos con Roberto Moro, analista técnico independiente.

Una incertidumbre menos para el Ibex, ¿qué potencial ves ahora para el selectivo?

El escenario es alcista y, por lo tanto, cabe pensar que consolide por encima de los 11.000, que tenga fuerza para romper esos 11.200 de abril y, en definitiva, incluso podría ir a buscar un punto intermedio entre los 11.500 y los 11.800. Ese es el recorrido previsible. En el mejor de los casos, quizá viera los 11.900.

Mientras tanto, por abajo, los niveles a tener en cuenta serían los 10.640, y la zona de 10.350. Cuya pérdida, de esta última zona, coincidiría también con la pérdida de soportes importantes en el conjunto de los índices europeos y, sobre todo, estadounidenses, que son los que marcan tendencia.

Dentro del sector financiero español, ¿qué banco tiene mejor aspecto técnico?

Me llama la atención desde el lado positivo Bankia, liberada de comprar Banco Popular. Creo que puede tener un recorrido hacia la zona de 4,45/4,50 euros y sólo en primera instancia, pues en función de cómo se sucedan los acontecimientos, la subida podría ser mayor.

BBVA es un título que también me gusta, más que Banco Santander, aunque ha capitalizado en positivo la adquisición del Popular. Pero lo prefiero, primero, porque no ha roto la directriz alcista que venía desde junio/julio del año pasado, cosa que sí ha sucedido en Santander; además, permanece perfectamente dentro del canal alcista en el que está metido el precio; y si esto va a continuar hacia arriba su recorrido potencial es bastante más amplio, porque está más lejos también de sus máximos. Al mismo tiempo, si esto se da la vuelta, tiene más recorrido de caída Santander.

En el conjunto de la banca europea, yo creo que debemos estar pendientes, lógicamente del índice sectorial. No solamente ha rebotado en el soporte que presenta en la zona de los 127,90, sino que está tratando de romper la directriz bajista que viene desde 141, pero que eso además es el techo de una formación de cuña descendente. Si realmente se confirma tal figura, las implicaciones son alcistas, podría proyectar si confirma por encima de 133 a niveles de 142/143, iniciando probablemente otro tramo al alza de consideración.

Vamos a estar pendientes pues de su evolución, porque en ese caso no serán dos o tres los que adquieran buen aspecto, sino prácticamente todos, excepción hecha ahora sí de quien ha tomado el relevo de las desdichas, que es Liberbank.

Vea también: Liberbank: una inversión de valor

Con todo, la operación de Popular ha impactado negativamente en pequeños valores como Gamesa, OHL, Service Point, Liberbank… ¿Oportunidad de compra o mejor estar lejos?

Mejor alejarse. Aquello que empieza a perder, por una u otra causa, el favor de los inversores mejor estar fuera. Sobre todo, cuando además esto obedece a efecto contagio y, por lo tanto, miedo a que suceda algo similar. El miedo es de las cosas que peor soporta un subyacente, simplemente porque es irracional. Y ante la irracionalidad lo que no vamos a hacer es poner dinero. Así que mejor esperar a que realmente se calmen las cosas, que el propio mercado ponga a cada cual en su lugar.

Por otro lado, no es de extrañar esta sensación de desamparo que nos deja lo que ha sucedido con Banco Popular, que me parece algo vergonzoso. En previsión de que pueda suceder los mismo, y en según qué chicharros pues vamos a procurar no estar. Hay otros que tienen buen aspecto como Colonial, Saeta Yield, AlbaPero si ya de por si hay que ser selectivos, ahora vamos a serlo más. Aquello que el gráfico nos esté diciendo que ha perdido el bueno momento anterior, el buen aspecto técnico y el favor del inversor mejor procurar no estar.

Resultado inconcluso de las elecciones en Reino Unido, ¿cómo ves a IAG?

En el corto plazo, tocada, tampoco una barbaridad, pero esto le puede hacer daño. Y, sobre todo, en términos de análisis técnico, este título ya había perdido la directriz alcista, que tenía bastante verticalidad y, por lo tanto, no le confería ningún aspecto peligroso.

Pero sí había un nivel que en todo momento estaba respetando, que era el origen del último gran hueco alcista que nos dejó, eso lo era el 6,75, si empieza a confirmar por debajo de ese nivel si es probable que podamos a ver correcciones de mayor calado.

Y, al fin y al cabo, desde sus máximos recientes, en los 7,35 más o menos, lo que nos está dejando es una sucesión perfecta de máximos decrecientes y así desde luego no se sube.

Así, quienes la tengan en cartera un poco de precaución, empezar a poner un buen stop, que espero en la mayoría de los casos de beneficios. Y, sobre todo, hay un nivel por debajo del cual las cosas empeorarían mucho, los 6,50, pues es el anterior máximo relativo, marzo de 2016, sino que al tiempo es el 0,618% de Fibonacci de la última subida que se inició en 6,06, lo cual nos empezaría a indicar que su único objetivo, y aun así solo el primero, son estos precios.

Vea también: Las pequeñas activan la primera alerta y entran en fase de consolidación

Echando un vistazo a la renta variable en general, concretamente a su resistencia, ¿nos alejamos del peligro de una corrección o llegará más pronto que tarde?

Yo creo que vamos a continuar con un movimiento alcista que, con sus altibajos, y con alguna que otra corrección, relativamente cuantiosa, pero solo para el corto plazo, puede prolongarse incluso hasta principios del año que viene.

Probablemente, eso sí, en el primer trimestre veamos movimientos dramáticos a la baja. Y digo dramáticos, pero mientras tanto la tendencia es alcista, ya nos dirán los gráficos, que son los únicos que no nos mienten.

Y respecto a esto retomar el tema de Popular. Hace mes y medio De Guindos decía que la entidad era solvente y que, por lo tanto, sería lo que sus propios accionistas quisieran que fuera. Me extraña que ese sea el pensamiento que impera en los que hasta ahora eran accionistas o bonistas de la entidad. Es tal cúmulo de desfachatez…

Me parece incluso épico que sigamos confiando, y especialmente el inversor particular que es al que, inevitablemente, siempre le sangran. No conozco nada que suceda en la Bolsa española sobre todo, en los últimos años, que corra a favor del inversor particular. Si lo hay es casi por generación espontánea. No conozco a nadie que se preocupe de salvaguardar los intereses de quien es el garante y el sustento de este negocio. Y que encima permanentemente esté saliendo mal parado…

Y, sin embargo, seguimos comprando, porque este negocio es apasionante. Pero vamos a distinguir el grano de la paja, y en aquellos sitios, en aquellos mercados, en los que estemos permanentemente constatando que nos la van a colar, vamos a procurar no estar.

¿Qué niveles debemos vigilar en Europa y Estados Unidos?

En Europa, pendientes del Dax, estamos relativamente muy cerca de sus anteriores máximos históricos que, en precios intradía, pasan por la zona 12.860. Ese es el nivel por arriba para apostar por otro tramo alcista. Soportes, nos ha dejado uno de corto plazo en los 12.530, no muy aparente; otro, bastante más importante, en los 12.350. Y el último, los 12.040 que es el origen del último gran hueco. Pero claro, estamos hablando de un 5% con respecto al nivel actual, que para el corto si es una diferencia porcentual importante, pero no en el medio/largo.

En el caso de los índices americanos, hay un índice que no para, el de Semiconductores de Filadelfia. Los Nasdaq tres cuartos de lo mismo… Hoy por hoy todo está abonado para seguir pensando en las alzas. Ahora bien, niveles para comenzar a pensar en que el mercado se da la vuelta serían los 2.400 en el S&P 500 me parece de cierta contención, no como para pensar que va a haber una corrección importante, pero sí como para que las subidas queden pospuestas, por mucho que se reanuden después.

Vea también: Consultorio de bolsa española

Finalmente, ¿qué recomendaciones da en estos momentos a los inversores?

Hay que estar en índices europeos cuando nos lo digan los gráficos, y eso será cuando rompan los máximos de abril. También en los americanos. Cortos en petróleo con objetivos por debajo de 40 en el West Texas.

Y, en el mercado español, Acciona, ACS, Aena, Amadeus siguen teniendo muy buen aspecto técnico. BBVA si queremos banca, Bankia también. Ferrovial, Iberdrola (con stop en 7).

En el Continuo, Alba lleva una secuencia espectacular y puede perfectamente seguir, sobre todo si se sigue dando el escenario alcista para el conjunto del mercado. Sacyr tiene buena pinta, Saeta Yield, Colonial… Con esa prudencia que nos debe guiar siempre a la hora de meternos en chicharros. Y, por lo tanto, siendo muy conscientes de que la parte patrimonial que podemos (debemos) destinar a ello es escasa.

Y en el mercado europeo, me gusta E.On, siguiendo la estela de RWE, Nokia, SAB, Unilever… Este tipo de títulos. Y en el americano, además de las tecnológicas, Amazon, Microsoft, Apple, que lo están haciendo muy bien, aquellos que estén ligados al índice de Semiconductores de Filadelfia, aquí en Europa Infineon por ejemplo, o ASML Holding. 50% índices, 50% acciones.