El crecimiento del sector manufacturero en la zona euro se ralentizó el mes pasado, ya que las fábricas tuvieron que hacer frente a la escasez de suministros, los altos precios y la caída de la demanda, según una encuesta que sugiere que los consumidores están redirigiendo su gasto hacia el turismo y el ocio.

El índice final de gestores de compras (PMI) del sector manufacturero de S&P Global cayó a 54,6 en mayo desde el 55,5 de abril, su nivel más bajo desde noviembre de 2020, pero superó la lectura preliminar de 54,4. Todo lo que esté por encima de 50 indica crecimiento.

El índice que mide la producción, que contribuye al PMI compuesto que se publicará el jueves y que se considera un buen indicador de la salud económica, subió desde 50,7 a 51,3.

"Los fabricantes de la zona euro siguen teniendo dificultades contra los vientos en contra de la escasez de suministros, las elevadas presiones inflacionistas y el debilitamiento de la demanda en un contexto de incertidumbre creciente sobre las perspectivas económicas", dijo Chris Williamson, economista jefe de negocios de S&P Global. "Sin embargo, el deterioro de la salud del sector manufacturero también se ha visto agravado por el desplazamiento de la demanda hacia los servicios".

Mientras, también la inflación sigue presionando, con un nuevo repunte en los 19 países que comparten el euro hasta el 8,1% en mayo, desde el 7,4% de abril, mientras que las presiones sobre los precios siguieron ampliándose, lo que indica que no es sólo la energía la que hace subir la cifra principal.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

El BCE ha previsto subidas graduales de los tipos de interés en julio y septiembre, pero, tras los datos del martes, los mercados y al menos un responsable de la fijación de los tipos del BCE dudan de que las subidas de 25 puntos básicos cada una sean suficientes para controlar el rápido crecimiento de los precios.

En este escenario, los economistas de Deutsche Bank han aumentado las expectativas sobre el endurecimiento de la política monetaria del Banco Central Europeo y ahora prevén que una de las dos subidas de los tipos de interés en el tercer trimestre sea de 50 puntos básicos, más probable en septiembre que en julio.

"Una subida de 50 puntos básicos no es incompatible con la función de reacción presentada en el blog de normalización de la política monetaria de la presidenta Lagarde... Creemos que el BCE sigue subestimando la inflación y esperamos que el apoyo a una subida de 50 puntos básicos aumente a medida que avance el verano", decían en una nota publicada a última hora del martes.

"Ahora vamos a estar un par de meses digiriendo datos y esperando a ver cómo viene la inflación", apunta José Lizán, gestor de Quadriga. "Si la inflación no modera, veremos a los bancos centrales en septiembre u octubre mucho más agresivos". 

En todo caso, el experto también remarca que los precios se están viendo impulsados por las alzas en las commodities, a causa del conflicto en Ucrania, y contra eso los bancos centrales no pueden actuar.

Consulta aquí los indicadores técnicos de todos los valores del Ibex y accede a estrategias de trading actualizadas y análisis de índices y valores en nuestra zona premium.