- ¿Qué visión macro tienen de los mercados emergentes en Columbia Threadneedle este 2021 y qué regiones sobreponderan?

Nosotros somos una gestora caracterizada por el ‘stock picking’ pero evidentemente tenemos una visión geográfica. Somos muy constructivos en emergentes, nos gusta especialmente zonas de Asia como Indonesia, China, Hong Kong y también Brasil. Vemos que hay una oportunidad importante en países emergentes. En algunas de estas zonas vemos cómo la crisis del Covid-19 se ha superado con datos de crecimiento positivos, pero la construcción de nuestra cartera, de nuestro fondo de inversión, se basa más en las compañías que seleccionamos y los sectores que nos gustan.

- ¿Qué exigen a las compañías de los países emergentes para formar parte de un fondo de Columbia Threadneedle? 

Nosotros buscamos compañías que tengan una ventaja diferencial, independiente del sector o del país en el que operen, compañías que ofrezcan o un servicio diferencial que en momentos de crisis pueda mantenerse. Miramos mucho la perseverancia que tiene a nivel de beneficios. ¿Qué tipo de compañías son estas? Son empresas técnicamente que funcionan como si fueran un monopolio o un oligopolio, que tienen tal fortaleza, que sus productos y servicios sean muy difíciles de copiar. ¿En qué tipo de sectores vemos más esto? En la tecnología básicamente, pero también en consumo o industria.

- ¿En qué sectores están más invertidos y cuáles excluyen o están muy poco invertidos?

Estrategias de Inversión

Creo que hay una confusión histórica en cuanto a que antiguamente se relacionaba mercados emergentes con materias primas, materiales y sobre todo a grandes compañías intervenidas por el Estados, por ejemplo las operadoras de telecomunicaciones en América Latina, por lo que mucha gente asociaba emergentes a sectores más ‘value’. Nosotros lo que estamos buscando ahora mismo en estos países emergentes son compañías de crecimiento y de calidad, que las estamos encontrando en sectores como la salud, la industria… y nos gusta menos todo lo que tiene que ver con esa imagen de países emergentes más tradicional, es decir, compañías energéticas o ‘utilities’. Hay que hacer una salvedad, en este tipo de países las compañías como las eléctricas suelen tener una estabilidad financiera peor que en los países desarrollados. El fondo busca empresas de calidad, con crecimientos estables y con beneficios, digamos, repetibles.

- En esta selección de compañías, ¿incluyen también filtros ASG? ¿Creen que son importantes para aumentar el retorno de la cartera?

Sin duda algunas, nosotros tenemos en este sentido dos fondos de inversión globales centrados en países emergentes. Pensamos que en países emergentes hay que ir de la mano de compañías como la nuestra con un equipo muy grande, con más de 5.000 millones de dólares de activos bajo gestión en emergentes. Nosotros ofrecemos dos soluciones: el Global Emerging Market Equities y el Global Emerging Market Equities con un filtro ASG. El filtro de responsabilidad social y de entorno nos parece fundamental, creemos que precisamente las compañías resilientes, las empresas más fuertes con una ventaja diferencial presentan además los mejores datos a nivel de ASG (Ambiental, Social y de Gobernanza). Por lo que nuestros analistas a hora de analizar compañías no sólo miran los datos financieros, los resultados… sino que estudian también a las compañías desde el punto de vista del ASG, que hace que esa compañía en el largo plazo tenga más futuro.

- Ahora que se está hablando tanto del repunte de los bonos, ¿cambia algo esto en su estrategia en mercados emergentes?

La respuesta sería no, puesto que nuestro estilo de inversión en mercados emergentes siempre ha sido el mismo. Primero, buscamos compañías que conocemos, el ‘stock picking’ se basa sólo en las compañías más fuertes y eso conlleva que el fondo tenga un sesgo de calidad y de crecimiento muy grande. Ahora con esa perspectiva de mayor inflación y alza de la rentabilidad de los bonos mucha gente está invirtiendo en emergentes con una visión, no diría especulativa, pero sí seleccionando empresas más cíclicas, más ‘value’ por esa visión macroeconómica. Nosotros no cambiamos el enfoque del fondo, seguimos buscando compañías que tienen calidad y crecimiento y eso nos lleva a una cartera expuesta a consumo, tecnología, salud… y no tanto a compañías a esas grandes empresas asociadas al mundo emergentes como las petroleras estatales. Ahí pensamos que hay menos valor a pesar del repunte de los bonos que mencionas.