Ricardo Comín, director de ventas de Iberia y Latam para Vontobel, analiza el contexto de los mercados globales y las oportunidades de inversión que nos brindan. 

¿Temen que se pueda dar un tapering adelantado del BCE?
Draghi ya se ha pronunciado diciendo que no lo va a adelantar, por lo que discutirlo nos parece innecesario. Además, llevamos tiempo diciendo que estamos en un escenario sin inflación, sin crecimiento, las perspectivas de crecimiento han sido rebajadas incluso en Alemania… por lo que nos extrañaría que redujera el BCE herramientas para el crecimiento.

Lo que sí está haciendo Draghi es decir que él ha hecho su parte y toca hacer reformas a los países. No sabemos si lo que se ha filtrado es más una amenaza o realmente lo va a querer hacer, pero tarde o temprano se va a producir el tapering, aunque avisará con tiempo.
 
¿La caída de la libra esterlina descuenta la posibilidad de un “Brexit duro”?
Hablaban de que el flash crash podría ser por un error técnico o por un error humano, pero lo cierto es que el mercado está muy sensibilizado con todo el tema del Brexit y está claro que han elegido un Brexit en el peor momento posible, ya que en 2017 va a haber un referéndum en Italia sobre si quieren seguir en la UE, también va a haber elecciones en Francia, Alemania y Holanda, países con carga de euroescépticos. Por ello, si estos euroescépticos ven que salir de la UE no supone ninguna carga y encima se recupera autonomía, se podría animar ese euroescepticismo. Por ello, creemos que no se lo van a poner fácil al Reino Unido.

¿Se puede seguir esperando subidas del FTSE-100 si la separación no es amistosa?
Nosotros no invertimos pensando en el mercado, pero en casi todos nuestros fondos mantenemos un peso importante del Reino Unido, sin tener el peso del índice de UK. Una bajada de la libra facilita que exporten mejor, pero hace que a los ingleses les cueste todo más. Esto puede acelerar la inflación en Reino Unido, aunque a la vez están bajando tipos para empujar a la economía. Aquí quien tiene una papeleta complicada es el Banco de Inglaterra.
Dicho esto, apostamos por compañías de Reino Unido que tengan muchos beneficios fuera de Reino Unido.

¿Una victoria de Trump en las elecciones generales de EEUU podría evitar una subida de tipos próximamente?
Creemos que lo importante no es lo que diga Trump, pues el sr. Trump quiere reducir los impuestos del 35% al 15%, lo que puede favorecer el crecimiento de las empresas, pero por otro lado quiere reducir los tratados de Libre Comercio con México y Asia Pacífico, lo que repercutiría en un alza de los precios de los productos que se importan a EEUU, así que, se consumiría más productos americanos; esto podría llevar a una inflación más fuerte y un recalentamiento de la economía, lo que podría potenciar la subida de tipos.
 
¿La alternativa más rentable está en los emergentes?
Nos parece una alternativa bastante interesante. Siempre hemos apostado por los emergentes, no como un tema táctico, sino estructural de la cartera. Con esto no queremos decir que para un inversor europeo tenga que tener muchísimo peso, pero son los países que más crecen, que mejor están armados demográficamente, que tienen más potencial por el apoyo de las materias primas que están remontando. Por otro lado, tenían dos tendones de Aquiles, que eran la subida del dólar, que no creemos que vaya a subir muchísimo más, y la devaluación fuerte de sus divisas, que ya se ha producido. Por ello, ahora mismo casi todos los inputs que vienen ahora de los emergentes son buenos y, tras 3 años de caídas, podemos encontrar revalorizaciones interesantes con el escenario macro que acabo de describir.
 
¿Por qué países o regiones dentro del mercado emergente prefieren decantarse?
El fondo, que es uno de los mayores del mundo, tiene 25.000 millones de dólares bajo gestión, no apuesta por países o regiones, sino compañías. No obstante, tenemos un peso importante en India, que hemos ido reduciendo pero sigue siendo importante, del 20%, en China estamos infraponderados con un 10%, pues las empresas que más pesan en el índice no tienen transparencia en sus números. Así que, nos quedamos fuera de bancos y constructoras. Por otro lado, estamos incrementando posición en Brasil, por ejemplo, en una compañía que tiene casi el monopolio del pago con tarjeta, y también tenemos un peso importante en el fondo de emergentes en Reino Unido, en compañías británicas que obtienen más del 60% de sus beneficios en países emergentes, por ejemplo, tabacaleras.
 
¿En qué valores o sectores ven más atractivos?
En renta variable apostamos por valores que son predecibles, es decir, que dependen poco de lo que van a hacer los Bancos Centrales, las elecciones, etc. En este sentido, apostamos por el sector de consumo básico, especialmente en emergentes, tecnológicas, farmacéuticas, especialmente las que tienen gran parte de sus beneficios orientados a medicamentos para enfermos crónicos.