El  S&P 500 se se incrementa un 0,15% en la apertura, el  
Dow Jones comienza con subidas del 0,28%, mientras que el Nasdaq 
aumenta en el arranque de la sesión un 0,06% . 

Una vez más la apertura de Wall Street comienza con ganancias, después de que en la semana pasada se alcanzase el máximo histórico del S&P 500. Esto sucedió una vez Janet Yellen confirmó en su discurso en el Senado que no iba a precipitar la llegada de la retirada de estímulos a la economía estadounidense y que esto se produciría una vez se estabilicen todos los indicadores y el país esté completamente preparado.


La mayoría de los analistas marcan marzo como la fecha clave y si la FED no comienza el tapering hasta ese mes, los mercados van a recibir una inyección de más de 340.000 millones de dólares. Es decir, 85.000 millones de dólares por mes.

Durante la jornada no se esperan grandes datos de relevancia, aunque podremos conocer el NAHB Housing Market Index sobre el sector de la vivienda.

La opinión de Janet Yellen es clara. Considera que pese a la mejora en los datos macroeconómicos que se han conocido hasta el momento durante las últimas fechas la economía del país continúa con ciertas debilidades.  En esta línea ensalzaba, principalmente, el dato de empleo que sigue, en su opinión, demasiado elevado. Yellen, que es experta en el mercado laboral ve otras dificultados en la evolución del empleo en  Estados Unidos en los últimos años.  (Ver: temas recurrentes en los discursos de Yellen)

En el terreno empresarial, las acciones de la tecnológica NVidia caen casi un 3% después de que Morgan Stanley haya reducido su recomoendación a infraponderar. 

Por último, la rentabilidad de los bonos a 10 años continúa en los niveles de 2,70%. Entretanto, el euro se sigue recuperando frente al dólar después de que el BCE anunciase la rebaja de los tipos de interés al 0,25% y el EURUSD se cambia a 1,35. El oro pierde posiciones y el precio de la onza se encuentra en 1.279 dólares, mientras que el brent  cae hasta 108,08 dólares el barril.