En los 16 días de negociación que ha tenido el Ibex35 en el mes de agosto, ha perdido en torno a un 0,7% de su valor. Una penalización a la que han contribuído más del 65% de las compañías que lo componen. ¿Y si nos fijamos en las que han conseguido nada a contracorriente?  Inditex, Indra o Gamesa presentan una buena lectura a nivel técnico claro que, alguna, se ha pasado de frenada respecto al consenso de los brókers. 
 
 
Apenas doce compañías consiguen acumular beneficios en lo que llevamos de mes de agosto. Con una caída del 0,7% en el mes, sobre el Ibex35 todavía son muchos focos de incertidumbre los que sobrevuelan al índice y no permiten ser optimistas. A los externos – Brexit, elecciones y subidas de tipos en EEUU, burbuja de deuda empresarial y soberana en Europa...se unen algunos factores internos.  (Ver: Los tres motivos por los que todavía es pronto para confiar en las subidas del Ibex35). Sin embargo, sí hay opciones en algunos de los valores que lo componen. Aquellos que han conseguido nadar a contracorriente en este mes de agosto y presentan una tendencia alcista consolidada.


 
Pero ¿lo podrían seguir haciendo bien? Tirando de perspectivas de negocio, situación técnica y potencial, algunas se quedan en el camino. De hecho, Técnicas Reunidas, a pesar de ser la compañía que de ser la mejor, en términos de comportamiento en bolsa, del mes, no consigue aprobar en indicadores técnicos y ofrece un potencial ajustado cuando a precio objetivo nos referimos.



No ocurre lo mismo con las acciones de Gamesa que, aun habiendo subido algo más del  2,3% en lo que llevamos de mes, todavía ofrece un potencial del 8% si se piensa en el objetivo de 21,01 euros que le otorga el consenso.  Una compañía que en lo que va de año recupera más de un 23% en bolsa avalado por un 63% de recomendaciones de compra sobre el valor.  
 
Una de ellas es la que lanzó Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategias de inversión a comienzos de año y que le ha permitido acompañar al precio en su momento positivo con una construcción de máximos/mínimos significativos crecientes. Unas condiciones que permiten mantener las posiciones largas siempre y cuando no se pierdan los 16,50 euros en cierre semanal.  (Ver: Estrategia sobre Gamesa)
 
Los indicadores técnicos del valor le otorgan una tendencia alcista en todos los plazos con una puntuación de ocho sobre diez. Una situación que viene avalada por un momento positivo, tanto a corto como a largo plazo, y con una volatilidad que es decreciente.



 
La compañía además decidió, en sus últimos resultados, revisar al alza sus objetivos tras unas cifras del primer semestre que ya superaron las previsiones.  El fuerte crecimiento en ventas impulsa sus márgenes operativos y una elevada entrada de pedidos hacen prever una buena reacción de sus títulos al alza. La compañía cotiza a un PER de 20 veces beneficios para este año y de 18,15 veces para el que viene.
 
Una valoración inferior a la que tienen Inditex – con un PER de 30 veces beneficio para este año – e Indra, las otras dos compañías que presentan una mejor lectura en sus indicadores aunque sólo es la textil gallega la que ofrece potencial desde los precios a los que cotiza actualmente. De hecho, la compañía todavía podría ofrecer una revalorización de algo más del 6% si tenemos en cuenta su objetivo medio del consenso, en los 33,04 euros. 

La compañía ha conseguido este año desbancar a Santander y Telefónica como empresas  de mayor capitalización, de hecho casi valor lo mismo que ambas juntas en bolsa. A su favor juega el hecho de que ha logrado mantener un fuerte impulso de sus ventas comparables en un entorno complejo, como el experimentado a comienzos de año, y haber conseguido que más del 60% de los analistas que cubren el valor se posicionen “compradores” del mismo.
 
Los indicadores técnicos tienen todas las variables en verde para seguir viendo subidas en un valor que se coloca a un paso de sus máximos históricos.




 
Como también se encuentran las acciones de Indra, claro que, estas por potencial quedan algo blindadas a ver subidas a corto plazo. Con una subida del 34% en lo que llevamos de ejercicio, la compañía cotiza en torno a un 5,7% por encima del precio fijado por el consenso. Un hecho que la coloca como una de las compañías más sobrevaloradas del mercado nacional.
 
Claro que, también es una de la compañías con más porcentaje del capital en manos vendedoras (Ver: Los bajistas aumentan posiciones en la mitad del Ibex35)  a pesar del descenso que han tenido desde el pasado mes de julio.




 
Desde un punto de vista empresarial, si la compañía consigue confirmar las cifras publicadas a lo largo del primer semestre, cuando volvió a beneficios y redujo la deuda en más de un 20%, las perspectivas pueden seguir siendo al alza. Claro que…hay pocas firmas que aboguen por esta reacción. 

Te interesa ver: Valores que se han pasado de frenada...pero siguen teniendo tendencia alcista