El medio plazo se plantea como un periodo de cambios en el mercado, ya que la dicotomía entre las políticas del BCE y la Fed marcará las estrategias en el mercado de divisas, materias primas y deuda. Mientras, en renta variable las apuestas ganadoras seguirán estando centradas en valores con buenos fundamentales y/o que han sido excesivamente castigados estos meses. 

Valores para jugar en casa

Con las cuentas sobre la mesa, los expertos tienen una base fidedigna de la situación de las compañías para hacer cábalas a medio plazo. Así pues, Víctor Peiro, director de análisis de Beka Finance, se fija en tres valores nacionales que considera denostados por los inversores: Mediaset, BME y DIA. Comenzando por la cadena de medios, Peiro confía en que en el medio plazo garantice réditos a los inversores gracias al aumento palpable de la publicidad: “las compañías de medios se están beneficiando de la subida del PIB porque va ligado a la subida de la publicidad, mientras que sus costes son bastante fijos”.



En cuanto a BME, el experto destaca que “es un valor con resultados muy buenos, con buena caja y suele subir antes de pagar dividendos”, por no hablar de que en la operadora de mercado se están planteando remunerar también “mediante una combinación de dividendo y recompra de acciones”, como ha reconocido Javier Hernani, director general de BME.



Por último, Peiro apuesta por DIA, que ha sido una de las compañías más melladas por los especuladores bajistas este año, injustamente, considera el analista, pues parece que no se ha valorado la evolución del grupo: “ha comprado muchas cosas y no se ha visto en las cuentas, además, la inflación baja le ha perjudicado. Pero el año que viene tendrá unos resultados más limpios habiendo consolidado todas las cadenas que ha comprado, lo que debería reflejarse en su cotización”.



Valores europeos para diversificar
Pasada la frontera española, los expertos ven oportunidades de inversión en el mercado francés y alemán, que este año se han comportado, con diferencia, mejor que el Ibex 35. Así, Álvaro Blasco, director de ATL Capital, apuesta por el sector químico y el farmacéutico. Así pues, pensando en el medio plazo comenta que Sanofi y BASF están para entrar. ¿Qué les hace atractivos? “que están en sectores que van a funcionar bien, han corregido sus precios y ahora van a coger la senda alcista, son valores hacia los que se está destinado gran parte del ahorro de los inversores conservadores, las rentabilidades por dividendo son atractivas (en torno al 4%) y tienen proyecciones atractivas de beneficios para los próximos 12 meses”.


En divisas: estrategia a favor de la subida del dólar
Los bajistas están esperando a dar el último envite al EURUSD a la espera de que la Fed suba tipos y el BCE se mueva en sentido contrapuesto. Así pues, Álvaro Blasco comenta que “a comienzos de año tocamos el 1,04 cuando parecía inminente que se fueran a subir tipos. Ahora yo creo que llegaremos a tocar ese nivel y es muy probable que veamos la paridad, pero hay que reconocer que EEUU no se encuentra cómodo con esta situación, por lo que podría intentar mantener el dólar algo más débil. Estaremos cerca de la paridad si la Fed sube tipos en diciembre, pero no sé si será posible mantener esta situación. Además, la liquidez no remunerada en otros mercados, deberá fluir poco a poco hacia EEUU donde sí va a haber rentabilidad.


Posiciones bajistas en materias primas
La brújula sigue apuntando hacia abajo en el mercado de commodities. Los fundamentales no acompañan a la mayor parte de estos activos. Por ejemplo, como destaca Gabriel López, responsable de Inverdif EAFI, “desde 2011 el precio del hierro, el cobre, el aluminio y el níquel ha ido a la baja debido principalmente a dos factores: una mayor producción y en consecuencia mayor oferta disponible y, por otro lado, por la menor demanda de las economías avanzadas y mercados emergentes, donde China representa la mitad del consumo mundial de estos metales”.

Promedio consumo materias primas
Promedio consumo materias primas

Fuente: Bloomberg


Centrando la estrategia en el cobre, Gabriel López puntualiza que “el crecimiento de la demanda de cobre se ha desacelerado desde 4,8% en 2013, al 4,2% en 2014, y debería suavizarse aún más, al 2,9% en 2015, y el 2,5% en 2016. Por el contrario, una producción minera de 850kt (+4,7%) este año y de 600kt (+3,3%) el año que viene, se traducirá en un exceso de oferta en el año 2016, con un superávit de 360kt ó 1,6% de la demanda anual. Esto presionará a la baja los precios del cobre, por lo que nos mantenemos bajistas con resistencia en 2.189 dólares”.

Tampoco parece que el oro vaya a recuperar su brillo en el medio plazo, pues los fundamentales siguen respaldando un oro débil, debido a un dólar fuerte y un entorno deflacionario generalizado, con precios de la energía baratos por cierto tiempo. Por ello, Yuri Rabassa apuesta por mantener posiciones cortas en el metal precioso. Estratégicamente sugiere observar el gráfico diario “en el que se aprecia un RSI en área de sobreventa, por lo que para poder sumarse a la tendencia bajista sería indispensable esperar corrección hacia la zona próxima a la media móvil de 50 periodos para poder entrar cortos. El stop de protección se puede colocar por encima de 1.192 dólares, con un objetivo de beneficios situado en la parte baja del canal bajista. Una vez dentro de la posición, si el precio realiza nuevos mínimos, el stop se puede ir moviendo a favor, protegido por la media móvil”.


Lea el artículo completo en la revista de este mes. DESCÁRGUESELA AQUÍ

Si no es suscriptor,
REGÍSTRESE AQUÍ