Los analistas de UBS destacan que aunque el precio del barril ha sido más alto de lo que ellos mismos habían estimado en un principio, el precio podría caer en los próximos meses. 
En concreto, el barril de Brent ha cotizado a una media de 108 dólares frente a los 105 dólares que habían estimado los expertos de esta firma. Sin embargo en el actual trimestre el precio podría caer hasta 100 dólares debido a varias situaciones. Por un lado estiman una caída de la demanda a nivel global y un aumento de la oferta de algunos países entre los que destacan Estados Unidos e Iraq, en particular.

Para el largo plazo, los expertos de este banco estiman un precio del barril entorno a 92 dólares por barril, un nivel que se podría alcanzar en 2017. Para el año que viene esa cifra podría de ser de 95 dólares.

En la firma afirman que su visión es mucho más bajista que la del consenso del mercado. Y eso se debe, sobre todo, a que ellos piensan que la demanda va a continuar débil tanto por la entrada de combustible de sustitución así como efectos de eficiencia en el consumo. Además, la producción continuará creciendo gracias a Estados Unidos, Irak, Canadá y Brasil.

¿Cuáles son los riesgos?

Sin embargo, a pesar de que los mercados han restado importancia a la crisis de Ucrania después de un bache inicial, siguen existiendo riesgos. Siguen siéndolo Rusia y Ucrania, África y Medio Oriente, así como Venezuela.

Diferencial del Brent y el crudo

Los analistas destacan que se pueden producir nuevos descuentos entre el crudo y el Brent en el cuarto trimestre de este año y primeros tres meses del próximo. Los Indicadores Premium muestran que el crudo está en fase de corrección con 7 puntos en una escala que va del 0 al 10.

Indicadores premium del crudo