Entrando en territorio de emergentes, China ha confirmado su intención de mantener un crecimiento del 7,5%, nada de ‘hardlanding’, lo que para analistas como Rafael Ojeda, director de Análisis de Miramar Capital EAFI, “es igual a un crecimiento cero en la eurozona”.

El yuan, su moneda, se está viendo eclipsado por la agresividad de su vecino japonés dada la capacidad del BoJ para rebajar su valor con el fin solo de aumentar de las exportaciones. Estados Unidos, con su impresora siempre trabajando, es consciente de que tanto papel en el mercado favorece asimismo una devaluación de su moneda y, mientras, la libra vive sus horas más bajas, en principio, siendo la única que no lo hace intencionadamente. “Existe una alta volatilidad en las principales divisas del mundo. No han vuelto los años setenta, no, pero estamos viendo cómo la ‘droga dura’ entra en los mercados para evitar un ciclo recesivo a nivel mundial”, reconoce Gonzalo Cañete, client trading services de Saxo Bank.

De vuelta a la economía china, la cuestión es que su divisa “sólo refleja parcialmente lo que está sucediendo en el país”, tal y como relataba para la estadounidense CNBC Marshall Gittler, responsable de Global FX Strategy. El motivo que aduce es que el Gobierno de Pyongyang estable “un ratio oficial cada día y sólo permite una fluctuación del 1% respecto a ese nivel”. No obstante, la diferencia entre el máximo y el mínimo marcado por el yuan no difiere en más de 0,15%. “Es por esto por lo que el mercado se ha girado hacia el dólar australiano debido a su proximidad con China”. De hecho, el experto asegura que “no debería ser ninguna sorpresa que aquel que opere en el dólar australiano lo haga con un ojo puesto sobre China”.


AUD: dólar australiano

Llegamos a él casi a través de las dos divisas asiáticas por excelencia, el yen y el yuan, y eso que “no es en estos momentos la divisa más fuerte”. Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG, destaca, por ejemplo, que “el dólar de Singapur presenta más fortaleza”.

No obstante, sobra decir que el dólar australiano presenta una clara fortaleza frente a divisas como el yen y la libra esterlina “en el corto plazo” puesto que se trata de “las dos divisas más débiles y consiste en una buena estrategia”.

Preguntada por el cruce dólar australiano/yen, Sara Carbonell, responsable de Clientes de CMC Markets, recuerda cómo este par acumula una revalorización del 28% desde junio del año pasado. “Para el trading a corto plazo puede haber oportunidades esta semana ya que la anterior alcanzó niveles de 97,386 y luego corrigió. Por ello podría ser una opción fijar estos niveles (97,4/97,5) como objetivo”.

GRÁFICO AUD/JPY (FUENTE: CMC MARKETS)


Su homólogo estadounidense atraviesa por una situación de fortaleza digna de comentar. Contra pronóstico, el dólar americano ha invertido la tendencia respecto al euro debido a las debilidades en el viejo continente, así como contra la libra.

Si comparamos ambas divisas, el cruce AUD/USD podría inclinarse por una “corrección bajista hacia los 1.025”, según Saxo Bank.


Divisas alternativas: más Europa
De lo tradicional a lo particular es obligado comenzar por el cruce euro/florín húngaro. Desde CMC Markets se encuentra en estos momentos “corrigiendo el descenso” sufrido el año pasado. “De hecho”, dice Carbonell, “trazando un retroceso de Fibonacci, el par ha retrocedido un 50%, llegando a niveles de 299,151. El siguiente nivel de Fibonacci sería el 61,8%, es decir, niveles de 304,960, lo que sería el objetivo –con stop en 295,745”.

GRÁFICO EUR/HUF (FUENTE: CMC MARKETS)


La parte más ‘exótica’ –o más ‘nórdica’ en este caso- viene de la mano de IG: cruce de las coronas escandinavas, la noruega y la sueca. “Se trata de uno de los pares de divisas más estables y menos volátiles con un fuerte movimiento”, reconoce Pingarrón.

“Las caídas del cruce NOK/SEK se han acelerado en la última semana” después de haber perdido un 6% desde mediados de diciembre. El fuerte nivel de sobreventa, reconoce el experto, “ha llevado al RSI a perder la cota de los 30 puntos desde mediados de febrero, lo que acrecienta las posibilidades de asistir a un rebote en el corto plazo”. La zona clave es el “soporte en 1,12” cuya recuperación daría lugar a “abrir posiciones largas”.

GRÁFICO NOK/SEK (FUENTE: IG)


Aprende a invertir a corto, medio y largo plazo.

En Estrategias de Inversión hemos desarrollado nuestra septima edición del Programa Práctico de  Estrategias de Inversión y Trading para aprender a invertir a corto, medio y largo plazo.

Aprenderás a invertir con profesionales de los mercados financieros y utilizando las técnicas que realmente funcionan a la hora de invertir.
 

Solicita información gratuitamente  y descubre  nuestro programa pensado para inversores particulares.

 

Pide información