¿Quiere revalorizar su inversión en una compañía española a doble dígito en los próximos meses? Caixabank, Meliá Hotels o Telefónica son algunas de las opciones que proponen los brokers.

Los expertos de Carax-Alphavalue han revisado su recomendación sobre Abertis tras conocer sus cuentas esta semana. Así pues, han pasado de aconsejar comprarla, a añadir. Desde Carax aprecian que la ralentización de la economía brasileña se puede prolongar y que las cifras de tráfico en Francia se han visto beneficiadas por una débil base comparable. Por ello, recortan la proyección de crecimiento Ebitda hasta una estimación para 2016 de 3.453 millones, frente a los 3.530 que preveían anteriormente.

En la compañía que siguen confiando ciegamente es en Meliá Hotels. De hecho, la hotelera es una de las acciones que forma su cartera modelo. Apuestan por añadir acciones a cartera y fijan el precio objetivo en 11,9 euros en una apuesta por la confirmación de la recuperación del grupo mostrada en el tercer trimestre de 2014 ante la excelente situación del sector turístico en España. Por fundamentales, el potencial a seis meses es aún del 12,7%.

Tras las fuertes subidas registradas en los últimos meses, Carax aconseja vender IAG. Sitúa su precio objetivo en 6,28 euros, casi un 17% por debajo de la cotización actual. Además, ahora estos expertos señalan un nuevo factor de incertidumbre: la complicación en las negociaciones de adquisición de Air Lingus. Al parecer, según unas declaraciones del ministro de Transporte irlandés, varios miembros del Gobierno tienen visiones diferentes sobre la oferta del grupo de aviación por la aerolínea Aer Lingus.

Dentro del sector bancario hoy los brokers de Citi se fijan en Caixabank. Se muestran neutrales con esta acción, aunque si se cumplen sus cábalas y sube en los próximos meses hasta los 4,409 euros, entrando ahora podría ganar un 12%.

La única recomendación de compra clara del día recae sobre Telefónica. Desde Carax-Alphavalue apuestan fuerte por la operadora, pues fijan su precio objetivo en 18,1 euros, un 37% por encima de la cotización actual. Además, soplan vientos favorables para Telefónica, que ayer comunicó la firma de la refinanciación créditos sindicados por 5.500 millones para los próximos cinco años con opción de alargar el vencimiento hasta siete años. Mediante esta operación, Telefónica abarata los costes de dichos créditos en un 60%.