La firma de análisis considera que nos encontramos en un momento oportuno para invertir en la industria de defensa y aeroespacial en Estados Unidos. ¿Cuáles son sus apuestas?
Con las últimas caídas que hemos visto en la bolsa estadounidense de manera generalizada, hay algunos sectores de los que se podría sacar provecho antes de que algunas compañías presenten sus cuentas del primer trimestre. Para Stifel Nicolaus, las cotizadas de la industria armamentística son una alternativa interesante y por eso destacan 5 acciones en las que fijarnos.

En primer lugar, señalan Boeing. Las acciones de la compañía subieron más de un 80% el año pasado, mientras que registró más pedidos de lo esperado en el primer trimestre de este 2014.

Por el contrario, la crisis del avión desaparecido en Malasia ha llevado a que el valor haya retrocedido un 15% en los últimos tiempos. Precisamente, ese descenso es un factor que estos expertos ven clave para tomar posiciones, puesto que mantiene unos fundamentales sólidos. La rentabilidad por dividendo se sitúa en 2,4 %, mientras que el precio objetivo de Stifel es de 160 dólares.

En segundo lugar, Curtiss-Wright Corporation, compañía global que ofrece alta ingeniería, productos y servicios de defensa y energía. La adquisición en febrero de la empresa canadiense NPSI, expande las operaciones de fabricación y de pruebas nucleares de la empresa. El retorno por título que ofrece, por el contrario, es reducido. Tan solo 0,9%. El precio objetivo para estos expertos está en 70 dólares.

Asimismo, Stifel Nicolaus también ve una buena opción de invertir en Hexcel Corp, que se dedica al desarrollo, fabricación y comercialización de materiales de construcción ligera y de alto rendimiento para su uso en la industria aeroespacial comercial, espacial y defensa. El precio que otorga el bróker a la compañía es de 55 dólares.

Triumph Group es la siguiente en la lista para estos analistas, después de rebotar tras encontrarse en mínimos. La compañía diseña, fabrica, repara y reacondiciona aeroestructuras, componentes de aeronaves o accesorios. Recientemente anunció un programa de recompra de 5 millones de acciones en febrero. Los inversores reciben un retorno por dividendo del 0,3% mientras que el precio objetivo de Stifel es de 90 dólares. Casi 30 dólares más de su cotización actual.

Por último, Woodward es el siguiente nombre fuerte para los expertos de la firma de análisis. La empresa diseña, fabrica y provee servicios de soluciones para sistemas de control y componentes para los mercados aeroespaciales y de la energía. La rentabilidad por dividendo que recibe el inversor es de 0,8% dólares por título y el precio objetivo es de 52 dólares.