2013 ha sido un año  bueno para Abertis. Consiguieron elevar sus ingresos, Ebitda y reducir su deuda.  La compañía reconoce que continuará con su proceso de desinversión de activos no estratégicos. ¿Su reto? Continuar generando valor para el accionista, explica Steven Fernández, director de relaciones con los inversores de Abertis.
2013 ha sido un buen año para la compañía. Es cierto que el resultado neto muestra una caída pero hay que tener en cuenta que el año pasado tuvimos unas plusvalías extraordinarias que este último ejercicio no hemos tenido. "Si tenemos en cuenta estas plusvalías tendríamos un crecimiento orgánico del 7,4% que, para una compañía española está muy bien en plena crisis. Si a eso quitamos el efecto divisas veríamos un crecimiento orgánico del 2%", explica Fernández.

Si hablamos de la deuda, consiguieron reducir el endeudamiento. "Nosotros estamos haciendo un trabajo en cuanto a la gestión de balance. Hemos reducido la deuda en torno a 1000 millones el año pasado y este año esperamos un ligero incremento ligado a las nuevas inversiones que estamos haciendo. Pero si nos enfocamos en los objetivos de deuda, no tenemos otro que sea mantener la triple B. Esta es una compañía que ha demostrado consistentemente su capacidad de levantar nueva financiación". En el corto plazo, continúa, podremos seguir dando muestras en el mercado de la capacidad que tenemos de seguir financiándonos.

Sobre la culminación del proceso de venta de activos no estratégicos, "tenemos una aspiración y es la de centrarnos en negocios que sean estratégicos: autopistas y sector de telecomunicaciones. Hemos estado vendiendo activos, nos queda alguno por vender y además la participación del 5% en Eutelsat si el precio es correcto. Si cogemos ambas desinversiones estaríamos hablando de generar 500 millones de euros de recursos adicionales que penamos en reinvertir a retornos atractivos".

Expansión internacional


En cuanto a la internacionalización de la compañía, dice  Fernández,  que "tenemos la ambición de ser una compañía global. Estamos expuestos en cuatro regiones: América del Norte, América del Sur, Europa occidental y Australia. Tiene una serie de criterios comunes: son países estables, con regulación y marco legal estable y sobre todo, centros donde podamos financiarnos en moneda local "-.

A nadie se le escapa que en América Latina existe un crecimiento que "ojalá pudiéramos tener en España. A pesar de este diferencial, si pensamos en 2014 estamos más entusiasmados con la recuperación en España que con América Latina que ya sabemos que está bien"-

Siempre que vamos a mercados fuera de la zona euro hay que financiarse en moneda local y es una cobertura natural. La deuda está en reales o pesos chilenos y el flujo de caja procedente de éstos está en la misma divisa. No obstante, también tenemos una política de hedging (cobertura) proactiva y cubrimos al menos 50% de la inversión en equity que hacemos, más allá de los dividendos que esperamos recibir…etc.

Creo que "hay pocos negocios en el mundo que aguantan una caída del tráfico del 36% desde 2007. Eso es lo que ha ocurrido en Abertis". Hemos tomado medidas que nos permiten compensar esa caída de tráfico, como el plan de eficiencias que hemos tomado y del que tomaremos beneficios en 2014, No obstante el crecimiento del Ebitda en autopistas de España es del 5% y lo que nos empieza a sorprender positivamente es la recuperación que empezamos a ver en el mercado nacional. El año pasado invertimos en torno a un 45% en nuestro país y en 2014 veremos signos para el optimismo.

Pero ¿cómo va la rotación hacia otro negocio como es el de telecomunicaciones? "Nosotros nos vemos en el fondo como una compañía de infraestructuras que opera en dos sectores: autopistas e infraestructuras y telecomunicaciones. Seguimos de cerca diversos procesos de diversificaciones, de ventas de activos…que permitan crecer en el terreno de las telecomunicaciones"-

Preguntado por la relación con Eutelsat, Fernández reconoece tener una "relación cordial. Es cierto que en ciertas ocasiones nos hemos encontrado buscando los mismos activos pero que vaya bien a Eutelsat supone que vaya bien el sector de los satélites,  en el que tenemos presencia a través de Hispasat"-.

Retos y perspectivas


Los retos que tiene la compañía son continuar creando valor para el accionista y "existen vectores que nos permiten llegar al objetivo: seguir invirtiendo en aquellas zonas donde sabemos y podemos aportar gestión; perseguir el plan de eficiencias y además encontrar proyectos que permitan crear valor para el accionista"-.

Creo que con la cartera de activos que tenemos encima de la mesa es poco probable que la compañía pague un dividendo extraordinario. Pero pagamos dividendo por acción mínimo de 0.66 euros y a eso añadimos la ampliación de capital liberada todos los años, con lo que lo que reciben los accionistas todos los años aumenta como mínimo un 5% y lleva siendo así desde hace bastantes años.

Sobre la posible desinversión de La Caixa en la compañía - al calor del proceso de desinversión que están llevando a cabo los bancos de sus participaciones industriales -  "sería una pregunta que habría que hacer a La Caixa. Independientemente de cómo se llame el inversor, creemos que será un buen año para la compañía".

Con una acción en máximos, explica el director de relaciones con los inversores, "creo que el futuro es halagador para la compañía y pensamos que todavía tiene bastante potencial alcista y  no sólo teniendo en cuenta el esfuerzo que hemos hecho en los últimos años a nivel de eficiencias".