2017 volverá, de nuevo, a ser el año de Europa. Tres años consecutivos se ha hecho esta afirmación y este año una vez más los expertos que participaron en el Fund Day de Valencia recordaron que tanto fundamentales, como valoración y resultados de las compañías son puntos de apoyo para seguir viendo al mercado subiendo. Claro que en una cartera también habría que contar con emergentes y Estados Unidos, por eso de que son las economías que más pesan y las más importantes del mundo.

Los expertos reconocen que estamos en un entorno propio para los activos de riesgo, en general, y la renta variable en particular. Más si pensamos que “hay crecimiento tanto en emergentes como en países desarrollados, los tipos de interés – aunque suban – seguirán bajos mucho tiempo y los datos de inflación son bajos, lo que supone un caldo de cultivo para este tipo de activos”, reconoce Iván Díez, director de Iberia y Latam de Groupama AM. Y si hubiera que seleccionar una zona, todos están de acuerdo en que sería Europas donde actualmente “se encuentran valoraciones atractivas,  hemos visto mejora en beneficios y durante el primer trimestre asistimos al porcentaje más alto de compañías que han batido expectativas en los últimos 15 años”, explica Borja González Rueda, sales manager de M&G. (Ver: M&G North America Value: Buscamos compañías infravaloradas en las que el mercado no recoge su potencial)

Eso sí, no hay que olvidar el mercado americano. Por eso de que es el más grande. A pesar de que las valoraciones son altas todavía es posible encontrar buenas oportunidades sabiendo que el S&P500 no es el único índice que existe Desde Robeco, Sonia Pérez Castro, responsable de Márketing y Canal de Agentes reconoce que “las valoraciones están muy relacionadas con los niveles de inflación y, tal y como está actualmente en Estados Unidos, está más que justificada”.   Aunque aquí, el experto de Groupama reconoce que fijarse en un PER en muchas ocasiones no tiene mucho sentido puesto que “una compañía puede tener un PER de 20x – que a priori parecería caro – pero tener capacidad de seguir incrementando sus márgenes y beneficio a ritmo de doble dígito”.  

Si hablamos de sectores, hay dos principalmente que se miran con atención: financiero y tecnológicas. El primero porque, tal y como explica el experto de M&G, “es una apuesta clara en un entorno de tipos de interés al alza. Es una forma de beneficiarte de la subida de tipos”. Del tecnológico, y concretamente la FANG, desde M&G sólo tendrían exposición a Alphabet (Google) puesto que lo interesante es que las compañías sean capaces de generar beneficios que sean sostenibles y “es la única que vemos que monetiza su modelo de negocio”.  Díez cree que también hay oportunidades en aquellos sectores que más se benefician de la mejora de las dinámicas de consumo, consumo básico, cíclico y, dentro de ésta, vuelta a la tecnología.

“La diferencia de valoración entre las compañías más caras y las más baratas no era tan grande desde la burbuja puntocom”

Llama la atención que tanto en Estados Unidos como en el Viejo continente está pasando una cosa muy curiosa: “la diferencia de valoración entre las compañías más caras y las más baratas no era tan grande desde la burbuja puntocom”, reconoce González, quien explica esto en la preferencia de los inversores por valores “grandes, flujos de caja, con dividendos altos…y hecho que las compañías sigan siendo igual de buenas pero no sus valoraciones”.  Esto ha creado oportunidades en pequeñas y medianas compañías, que son las que han estado “abandonadas” en los últimos años.  Y un punto más, cuando suben los tipos de interés “las que más se benefician son las que pertenecen al universo de small y mid cap porque una subida del precio del dinero es buena para la economía y este tipo de compañías son las más expuestas al ciclo económico”.  ¿Cómo incorporar este universo a cartera? Haciendo un mix entre grandes y pequeñas. Al final “son en estas pequeñas y medias donde está la innovación y el crecimiento pero además no sólo son más rentables sino que, a largo plazo son menos volátiles”, explica el experto de Groupama.  

"En Europa mirar a sectores consumo, tecnología y especial atención a robótica e innovación tecnológica médica, por eso de que cada vez vivimos más"

Y de nuevo vuelta a Europa donde cada vez hay más oportunidades.  La experta de Robeco se precia de utilizar en algunos de sus fondos la “teoría de los tres círculos- momentum, valoración y fundamental – y donde convergen invertimos. Desde el verano pasado cada vez encontramos más valor en Europa y, de hecho, actualmente el sistema nos ha llevado a estar más ponderados en esta región”. (Ver: Robeco BP Global Premium Equities evita trampas de valor prestando atención a valoración y momentum)  En este punto, el experto de Groupama AM reconoce que el mercado europeo lleva siendo atractivo tres años pero “el mercado estaba más pendiente de los riesgos políticos y, cuando estos se han ido eliminando, hemos visto a la renta variable reflejar la actividad económica de las compañías europeas”. Eso no quiere decir que no haya riesgos: de hecho los expertos enumeran algunos como el político, el hecho de que Draghi haga algo distinto a lo previsto por el mercado,  las medidas de Donald Trump , riesgo geopolítico y, casi el más importante, el que no sabemos y por lo tanto no se ha valorado.

Y de nuevo, elección sectorial: sectores de consumo, tecnología – especial atención a robótica, innovación en tecnología médica (por eso de que cada vez vivimos más) y complementar small y mid caps en cartera. (Ver: Groupama Avenir Europe: Sectores como consumo cíclico y básico son en losque mejores oportunidades estamos encontrando)

Si salimos de la renta variable occidental, especial atención merece Japón. Aunque no todos los expertos tienen el mismo acercamiento a la región, que lleva siendo durante muchos años la eterna promesa. En Robeco creen que una cartera diversificada tendría que tener exposición a la región siempre sabiendo que si el yen y China sufren, también lo hará la región. Desde M&G concederían una oportunidad a la región especialmente si atendemos “a la atención al accionista que están prestando cada vez más las compañías japonesas: pagan dividendo, están empezando a hacer programas de recompras de acciones, las compañías son más eficientes, sobre todo en la parte de costes y esto todavía no se ha puesto en precio con lo que todavía hay oportunidades bastante buenas”. Con lo que Japón sí pero, dice Groupama, que no tendríamos más de un 5% de una cartera.

Si miramos a China, tiene sentido tenerlo en cartear si pensamos que es un 10% del mundo . Es un país que seguirá creciendo pero si atendemos a datos como la deuda sobre PIB “los países que han llegado a ese nivel están todos en recesión. No quiere decir que China vaya a entrar en recesión pero hay que tener en cuenta que los niveles de endeudamiento son altos”, explica Borja. Un país que, dice Iván, “lo pondríamos en cartera pero siempre al margen de los mercados emergentes”.

Mercados que, por cierto, habría que tener en cartera siempre que podamos dormir por las noches. Región en la que se puede invertir – tanto por renta fija como por renta variable – a medio y largo plazo teniendo en cuenta que están baratos frente a los desarrollados como comparándolos con su media histórica. Aquí vuelve la frase del “no todo vale” y desde Robeco ven más potencial en países como Corea, China, India y Taiwán. Una región que supone la mitad del PIB mundial, más de la mitad de la población y más de la mitad dela extensión mundial con lo que ¿cómo no prestarle atención? Eso sí, sepan que también es una de las regiones más sensibles a la subida de tipos de interés en Estados Unidos. Y ya saben lo que toca.

Te interesa ver: Mesa de Renta fija: ¿En qué bonos estar cuando se habla de renta fija? Análisis de Estados Unidos, Europa y Emergentes

Han participado: