El mercado americano lleva ocho años de mercado alcista y con una valoración excesiva, y hay quien cree que la volatilidad en veinte años en mínimos es un motivo para ver correcciones. Alicia García, Deputy Head M&G España visita el plató de la Bolsa de Madrid para hablar del mercado de valores.

El mercado americano lleva ocho años subiendo al calor de las políticas ultraexpansivas de la FED. ¿Cómo lo ven actualmente?

Es el mercado en el que más consenso hay sobre las valoraciones. El otro día una encuesta de BofA decía que el 83-84% de los inversores pensaba que el mercado está sobrevalorado. Creo que hay que ir más al detalle sobre cuáles han sido los sectores que mejor se han comportado en ocho años y lo que vemos es que los motores de crecimiento de etas valoraciones son los sectores más defensivos, compañías grandes que pagan dividendos con beneficios más estables, visibilidad de beneficios y que proporcionan seguridad a los inversores mientras hay sectores más sensibles al ciclo económico, más value que no han gozado del interés de los inversores y que lo puede hacer bien en próximos meses

Tras la etapa de publicación de resultados empresariales, ¿todavía hay margen de subida?

Si analizamos el comportamiento de las bolsa americana desde que Trump ganó las elecciones se ve que un 80% de la subida ha venido de una expansión de múltiplos, el resto de crecimiento de las valoraciones ha venido tanto de pago de dividendos como de mejora de beneficios. Creo que estamos en un momento de inflexión y tenemos que ver si Trump lleva a cabo todas las políticas que ha prometido a los inversores.  Si efectivamente Trump implementa las mejoras fiscales, veremos crecimientos fuertes. 

Estamos en un punto de inflexión al calor de Trump y ¿de Yellen? ¿Puede ser la FED la que comprometa ocho años de mercado alcista?

Nosotros no vemos subidas agresivas de tipos en EEUU. Estamos descontando dos subidas de tipos, ha sido el primer banco que ha empezado a normalizar la primera subida de tipos en su país es por ello que es uno de los mercados que más nos gusta y que están menos distorsionados y no vemos subidas agresivas salvo que  Trump se pase en la implementación de sus medidas.

En el Fund Day de Barcelona nos hablaba de que veían valor en los bancos americanos, ¿qué valor ofrecen en este momento?

Los bancos ofrecen varias cosas: ese el sector con mayor exposición al crecimiento y reflación macro. No hay que obviar que los datos que está publicando son buenos. Y por otro lado, el negocio bancario tiene sensibilidad a la subida de tipos y, por último, las valoraciones desde un punto de vista histórico están a niveles atractivos. Es un sector más saneado que sus homólogos en Europa.

Ustedes tiene un fondo con exposición a la región, M&G North America Value, ¿en qué consiste y cuál es el estilo de gestión?

Es un fondo de renta variable estadounidense con gestión bottom up, nos fijamos puramente en los fundamentales de las compañías. Al final el gestor busca seleccionar esas compañías que por ninguna razón están infravaloradas y las valoraciones no recogen ese potencial de crecimiento de los beneficios.

El hecho de que tenga “value” como apellido, ¿es una de las cualidades que buscáis en el valor intrínseco de una compañía?

No es injusto decir que el gestor intenta captar ese valor no reconocido por los inversores siempre intentando evitar las trampas de valor que supone invertir en compañías muy infravaloradas. Buscamos compañías que ofrezcan un descuento respecto al mercado, que están bien gestionadas, que tengan balance saneado y que su modelo de negocio tenga durabilidad.

Es un fondo de renta variable con lo que el perfil del inversor tiene que ser agresivo, ¿cuál es el perfil óptimo?

El inversor es el que tenga un umbral de volatilidad relativamente alto, porque se compra RV americana, y es un fondo relativamente agresivo.

Cuando se habla de invertir en fondos, especialmente los de renta variable, se toma el largo plazo como horizonte. ¿Cuál es el ciclo que cubre la inversión del fondo?

El gestor cuando selecciona compañías lo hace con horizonte de 3-4-5 años porque el mercado tarda en recoger el valor de las compañías o el valor intrínseco que no reconoce las valoraciones actuales. Recomendaríamos este fondo para un horizonte de 3-5 años.

¿Qué rentabilidad tiene y cuáles son las perspectivas?

Después de un 2016 fantástico en que batió no sólo al sector value sino al S&P500, a comienzos de este año hemos visto un comportamiento mixto con el growth tomando el relevo y haciendo que este fondo haya quedado algo rezagado. Sigue batiendo al sector pero todavía está por detrás del S&P500. En términos generales somos positivos con las empresas de estilo  value.