Los gestores de fondos creen que la renta variable está cara, quizá eso es lo que motiva que el porcentaje de las carteras en efectivo sigue siendo tan elevado.
En concreto, el porcentaje en cash está situado en el 4,5%, algo por debajo del 5% del mes anterior. En la firma apuntan que de media la renta variable ha subido más de un 3% durante las cuatro semanas siguientes en las que ha ocurrido esto, es decir, que ha disminuido el efectivo en medio punto porcentual.

De acuerdo con las conclusiones de la firma que ha realizado la encuesta, a pesar de que los niveles de efectivo están altos y a pesar de la rotación desde la renta variable al real estate y desde el efectivo a los bonos “la renta variable para los gestores ha alcanzado su nivel más alto desde julio de 2000-“, explican. En concreto, un 15% del total cree que las acciones a nivel global es un activo sobrevalorado.

valoración renta variable


A pesar de todo, en junio los encuestados mostraban que tenían un mayor porcentaje de renta variable en sus carteras que en el resto del ejercicio. En concreto, un 48% sobrepondera este activo, (once puntos porcentuales más que el mes anterior).

Por el contrario, el porcentaje que infrapondera los bonos ha alcanzado sus máximos desde finales de 2013.

efectivo


Para los gestores, los mercados se enfrentan a tres grandes riesgos en estos momentos. Por un lado, nuevos defaults de deuda china, algunas manías ante algunos tipos de activos y la geopolítica. En este sentido destacan todos los acontecimientos que están sucediendo en Irak.

En este entorno, los expertos de BofA Merrill Lynch apuntan que los inversores a nivel global han aumentado su apetito por el riesgo gracias al aumento de la liquidez y a la mejora de las perspectivas económicas.

gestores


En este sentido, tras la última reunión del BCE los inversores “ya no ven un QE europeo como inminente”. Por eso, la perspectiva con respecto a la renta variable europea a largo plazo ha empezado a empeorar. En concreto, un 21% cree que podría sobreponderar la renta variable europea en los próximos doce meses, 7 puntos básicos por debajo del mes pasado. Sin embargo un 6% cree que la bolsa europea está sobrevalorada, el máximo desde el año 2000. En abril un 16% creía que estaba infravalorada.

En cuanto al dólar, un 79% espera que se revalúe en los próximos doce meses, una de las lecturas más altas en los últimos quince años.

Así, un 39% está largo en deuda periferia europea y un 28% en high yield estadounidense. Son los dos trades que más ejercen los inversores.

En su opinión los traders que quieran hacer apuestas contrarias, deberían aumentar su exposición a commodities, bonos, mercados emergentes, utilities y bienes básicos (staples) y reducir su exposición al real estate, bancos y mercados desarrollados.

activos