Los brokers recomiendan sacar número para entrar en el accionariado de Indra justo en vísperas de que la compañía presente su plan estratégico. Hoy la tecnológica se lleva varias recomendaciones de compra. 

Hoy Indra acapara la atención de las casas de análisis y, es que, después del tropezón del primer trimestre, periodo en el que la compañía entró en pérdidas y suspendió dividendo, la compañía pretende remendar los errores mediante un nuevo plan estratégico que presentará mañana. Con esta nueva hoja de ruta la tecnológica presidida por Abril-Martorell pretende dar un empujón a su crecimiento recortando costes, simplificando estructuras e internacionalizando aún más su negocio.

Aunque las líneas que anunciará la directiva de Indra son aún desconocidas, los brokers parece que confían en que irán por el buen camino, pues hoy encontramos hasta dos casas de análisis recomendando comprar el valor. Por un lado, Carax-Alphavalue sitúa el precio objetivo de Indra en 15,50 euros, un 68% por encima de la cotización actual; mientras que Andbank se muestra más moderado y sitúa el precio en 9,65 euros, un 4,43% por encima del precio actual, aunque con un objetivo de más corto plazo.

Aparte de Indra, la atención de los brokers también se desvía al sector financiero, bancos y aseguradoras. En este sentido, los analistas de Beka Finance revisan al alza el precio objetivo de Mapfre desde 3,38 euros hasta 3,90 (30% de recorrido potencial) y mejoran su recomendación desde mantener hasta comprar. Este cambio de tercio es celebrado por los inversores, que hoy aúpan a Mapfre a uno de los primeros puestos del Ibex.

En cambio, BBVA recibe un recorte de recomendación por parte de Carax-Alphavalue. Esta casa ha ajustado sus estimaciones a la baja al reducir las expectativas a nivel top-line. Bajan el BPA (2015 -11,1% y 2016 -12,2%) al esperar una menor generación de beneficios por actividades de trading. También recortan el NAV un -22,4% por suma de partes para ajustar la dimensión de factores como la solvencia, valor de DTAs y creación de valor del core business. Tampoco esperan importantes impairments gracias a su diversificación geográfica. Por último, bajan el valor intrínseco un -16,7% al recortar estimaciones de beneficios a medio plazo. Consecuentemente pasan de recomendar añadir, a reducir, aunque mantienen el precio objetivo en 8,35 euros, casi dos puntos y medio por debajo de la cotización actual.