¿Es usted de los que ha sufrido la caída experimentada por Abengoa en el mes de agosto? ¿Le ha pillado la caída del selectivo español a traspié?  Es inherente al ser humano dejar correr las pérdidas y cortar los beneficios pues es mayor el dolor que supone la pérdida que la satisfacción de una ganancia. Aunque el ser humano no está preparado para el trading, la buena noticia, es que hay solución. 

Caídas como las que hemos visto recientemente en los mercados de valores evidencian la necesidad de tener un plan de inversión. ¿Se han planteado por qué siempre ponen stop a los beneficios pero no a las pérdidas? Sepa que si es de los inversores que no ha sabido vender a tiempo sus acciones,  hay una parte en la operativa que es  inherente al ser humano: la psicología.  Una de las tres variables que es imprescindible conocer si se quiere invertir en bolsa. 




LA PSICOLOGÍA

La psicología supone el 90% de la operativa mientras que el 10% restante es técnica. La máxima que más se repite al invertir en bolsa es que la regla de oro es dejar correr las ganancias y cortar las pérdidas. Pero no hay nada más difícil “porque el dolor de la pérdida es mayor que la satisfacción por la ganancia”, reconoce José Luis Cárpatos, analista independiente. De hecho, los investigadores tienen claro que “muchos de los sesgos psicológicos perjudiciales en bolsa no dependen de aprendizajes sociales ni culturales, van en los genes y lucha contra ellos no es nada fácil, por eso no es fácil salir adelante en bolsa. “Nuestro peor enemigo somos nosotros mismos, el mejor trader es el que consigue sobrevivir a sí mismo”.

El siguiente gráfico explica cuál es la forma de actuar del inversor ante diferentes fases del mercado. Supongamos que el precio de las acciones que acabamos de comprar empieza a caer. ¿Qué hago? ¿Compro más? ¡Madre mía! Entramos en pánico, sentimos que se nos viene el mundo encima.

Emociones del inversor



Y es que, la mente humana no está preparada para el trading. Tal y como explica Enrique Castellanos, responsable de formación de Instituto BME: “hacemos justo todo lo contrario que deberíamos hacer para el trading. Por eso, hay que entrenar”. En el trading se pierde muchas veces y esto nos ocasiona unos niveles de ansiedad y estrés que nos hacen tomar las decisiones incorrectas. “Por eso hay que saber perder. Hasta que no perdamos y nos sintamos cómodos, no hay que operar”. (Ver: Gestión del riesgo). Porque tener éxito en el trading consiste en conocernos a nosotros mismos.

Señala Cárpatos que "la posición cuando vamos perdiendo no se cierra porque no se puede soportar el dolor de materializarla" (Ver: Programa de formación integral con Cárpatos)

La buena noticia es que hay solución y que las pérdidas enseñan. No tenemos forma de evitarlas, intentaremos minimizarlas. Con el tiempo uno se da cuenta.

CONOCIMIENTO: el método del trading supone un 10% del éxito en la operativa

Saber fijar el objetivo y trazar siempre un stop de pérdidas, son imprescindibles. Sin embargo, hay que saber qué nos dice un precio, en qué momento se encuentra la acción y cuándo es el momento óptimo para lanzarse a operar. Los expertos reconocen que hay muchos indicadores que sirven de apoyo a la operativa y el inversor tiene que saber filtrarlos.

Indicadores hay muchos pero éstos tienen que ser simplemente un apoyo en el trading con lo que un inversor tiene que filtrar las señales que dan los indicadores. Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategias de inversión ofrece el análisis de cuatro indicadores técnicos fundamentales intentando resumir algunos indicadores que sirvan de base para la inversión a los mercados.

GESTIÓN DEL RIESGO

Cárpatos reconoce que si acertamos tan sólo un poco menos de la mitad de las veces pero cuando acertamos ganamos el doble, de media, de lo que perdemos cuando nos equivocamos, el sistema es ganador.  Pero cuando perdemos, también hay que aprender. De hecho, Cárpatos señala que es imprescindible llevar un diario de trading "e intentar anotar y  revisar por qué hemos perdido. En casi todas se sacan concluisones de las pérdidas que nos hacen mejorar en la operativa". 

La gestión monetaria amplifica las virtudes de un buen sistema y minimiza los de uno malo. Por eso, lo fundamental para cualquier estrategia es minimizar las pérdidas. Mientras que tener un sistema es importante, lo que impedirá que pierdas todo tu capital es un plan para evitarlo. Hay numerosas reglas para evitar perder el capital, como limitar el riesgo, mover los stops, diversificar las posiciones…

Lea también: 

10 reglas de oro de Warren Buffet para invertir en Bolsa   

Las 40 frases más celebres de Warrent Buffet