Diego Jiménez-Albarracín, del centro de inversiones de Deutsche Bank, analiza la actualidad del mercado español. 
 
¿Qué le han parecido las cuentas del primer trimestre de BBVA, pues en dicho periodo el banco ganó 1.536 millones de euros, un 146,2% más en el primer trimestre, gracias a las plusvalías de la venta de Citic?
Teniendo en cuenta que es nuestro banco favorito dentro del sector cotizado en España, nos han defraudado un poco, principalmente por el negocio doméstico, que no crece. La concesión de crédito ha sido decepcionante y hay que tener en cuenta que tiene un 85% de su core está fuera de la zona euro, por lo que esperábamos un impacto mucho más fuerte por el efecto divisa, sin embargo, hemos tenido una reducción del valor de los activos en Venezuela porque han aplicado un cambio mucho más acorde con el valor, que ha sido un golpe fuerte.

No obstante, creemos que aún tiene recorrido el valor en bolsa porque esperamos que la concesión de créditos en España siga aumentando y el negocio en México aporte más.

Iberdrola ha superado las expectativas del mercado con sus cuentas del primer trimestre, aunque redujo su beneficio un 0,7% con respecto al mismo periodo de 2014. ¿Qué le han parecido estos números?
Los resultados demuestran la fortaleza de Iberdrola y la solidez de su balance, así como el óptimo mix en su balance entre actividades reguladas y no reguladas. La posición de caja de más de 8.000 millones de euros le garantiza el cumplimiento de sus obligaciones en los próximos 28-30 meses, por lo que, qué duda cabe que eso da pie a pensar que la compañía está para crecer cuando las condiciones se den. Además, estamos viendo una mejora de precios y actividad que nos hacen ser optimistas con el valor.

¿También son tan optimistas con Red Eléctrica, que hoy ha presentado también sus cuentas del primer trimestre?
Red Eléctrica también está en nuestras carteras modelo. Sus cuentas muestran solidez y crecimientos acordes con una compañía totalmente regulada como Ree. Estamos esperanzados de cara al futuro por la mejor división de telecomunicaciones, que ahora es un negocio marginal, pero ha multiplicado por cuatro su cifra de negocio.

¿Las eléctricas las contemplan más como una inversión por dividendo?
En momentos en los que tenemos algo de volatilidad, sobre todo por el tema griego, Red Eléctrica e Iberdrola dan tranquilidad por el hecho del dividendo.

ArcelorMittal se ha dado la vuelta a la baja con fuerza tras romper los 10 euros, ¿cree que es porque aún existen muchas incertidumbres en el sector siderúrgico para apostar por él?
ArcelorMittal recuperó los 10 euros por un tiempo tan efímero, que no le ha dado tiempo a consolidarlos. Lo que está claro es que todo el negocio del acero está funcionando bien, tanto en China como en EEUU y Europa, pero a Arcelor le hace mucho daño la caída del precio del hierro. Hay mucha volatilidad en el precio de las materias primas para confiar en aun en el sector.

Ayer conocíamos las cuentas de BP y Total, que mostraron una reducción de los beneficios, pero superaron las expectativas gracias a su reorientación petrolífera y el control de gastos. ¿Cree que las cuentas de Repsol irán en esta dirección?
Esperemos que sí. Lo que estamos viendo es que la industria petrolera ha reaccionado de forma acelerada a la caída del precio del petróleo. Esto es una señal de que los precios del crudo no van a volver a los 110 dólares por barril, sino que las petroleras están adecuando para un ritmo de producción más flojo, están recortando costes, reduciendo inversión y optimizando yacimientos.

Nosotros pensamos que Repsol hizo un buen movimiento con la compra de Talisman, ha aumentado mucho sus reservas y en mercados más seguros, como Canadá, y el impacto en sus cuentas de la bajada de los precios del crudo va a ser importante, pero su exposición a gas va a hacer que sea menos.

El sector de las televisiones se calienta con posibles movimientos corporativos, ¿Cree que es un buen momento para entrar en estos valores o están caras las televisiones?

Realmente no etsán caras. Es cierto que han subido muchísimo, pero es que el mercado publicitario, sobre todo en el sur de Europa, había caído un 70%, pero ahora están descontando una recuperación del 50% que creemos que va a ir a más.

En cuanto a los movimientos corporativos, está claro que Vivendi tiene dinero fresco y está buscando consolidarse en alguna actividad y ha elegido televisión. Ya se habló semanas atrás de su posible interés por comprar la británica Sky y ahora de la posible adquisición de la italiana Mediaset. Sin duda, estos movimientos corporativos animarán el sector.

Esta tarde la Fed comunicará sus decisiones de política monetaria. ¿Cree que la subida de tipos se retrasa en EEUU?
Creemos que sí. De momento, la fecha que se baraja es septiembre, pero la Fed no va a correr para subir tipos, principalmente porque la línea actual de la Fed, con los nuevos consejeros, es más suave que la anterior, y porque todos los datos del primer trimestre no hacen que seamos demasiado optimistas con respecto al crecimiento. Vamos a ver si es por motivos estacionales, pero creemos que el crecimiento en el segundo semestre no va a repuntar de la manera en que repuntó el año pasado. Por ello, las subidas de tipos en EEUU se podrían retrasar hasta octubre o incluso diciembre.

¿También retrasará la hipotética paridad del EURUSD?
Sin duda, pues el crecimiento en la economía americana no es como se esperaba y, mientras, en Europa vemos mejores cifras macro por el efecto de la compra de activos del BCE. Por ello, podemos ver un estancamiento en los niveles de 1,08-1,09 dólares.