La incertidumbre que ha planeado sobre los mercados ha provocado que las cotizadas del mercado español hayan sido castigadas duramente en los últimos tiempos. ¿Cuáles son los valores que más se han desangrado ante el tsunami que se ha vivido en este atípico verano y qué perspectivas tienen para rebotar?
La tensión que se ha palpado durante el verano no ha sido sino el atragante del inversor ante un momento en el que parecía que, con el QE inyectando dinero cual dopamina al mercado y una vez calmada la situación de Grecia, se podía comenzar a sacar la cabeza. Y no solo no ha sido así, sino que vivimos uno de los peores meses de agosto bursátiles de los últimos tiempos que se recuerdan.

Si cabe, el mercado español está sufriendo con más ahínco. Lo hace porque cuenta con varios vientos en contra con los que ha tenido que luchar. Factores negativos que, algunos de ellos, aún permanecen en el ambiente y con los que quizá tengamos que vivir en los próximos meses como son el entorno geopolítico, la política monetaria estadounidense, la volatilidad generada desde Asia y, particularmente en nuestro entorno nacional, los procesos electorales que ya tenemos sobre nuestras espaldas.

En todo este proceso las compañías españolas del Ibex 35 han mostrado caídas perdiendo así gran parte de su capitalización. Cada una de ellas en mayor o menor medida, pero todas han sufrido los latigazos provocados por un entorno claramente volátil. La pérdida de valor de las acciones, por el contrario, podría ser una importante oportunidad de compra para un futuro rebote o, si no se observa mejoría, el inicio de un descenso más profundo.

De entre todas las empresas que se encuentran dentro del selectivo español, las que más han sufrido en su capitalización bursátil han sidoAbengoa B, Repsol, Sacyr, ArcelorMittal, FCC, Banco Santander, Banco Popular, Telefónica y Banco Sabadell. Por ese orden. Todas ellas han visto como su acción ha caído a merced del cariz bajista que ha evidenciado la bolsa desde el terrible verano en términos financieros.

Si tenemos en cuenta estos diez valores cuya capitalización ha descendido más en los últimos meses, la media de esta caída ha sido de más del 24%, siendo Abengoa B con un balance del 47,83% en tono negativo la que más ha sufrido durante las últimas fechas si observamos la tabla completa del Ibex 35.

Evolución de la capitalización de las compañías del Ibex 35. Fuente: Consenso de mercado y elaboración propia.
Capitalización compañías Ibex 35


Pero la pregunta es, ¿estas compañías pueden rebotar? Para Álvaro Blasco, director de ATL Capital, “cualquiera puede hacer un rebote”. Centrándose en las tres empresas que más capitalización ha perdido Abengoa, Repsol y Sacyr, tiene sus preferencias.Dentro de eso tengo mucho respeto a Abengoa, inmersa en esa ampliación de capital, de modo que elegiría a Repsol.

Desde el punto de vista del experto, dice estar seguro que “en un plazo razonable, que no son las semanas como muchos inversores quieren, sino que son trimestres o ejercicios, está en un precio muy atractivo”.



“Hemos analizado a Repsol y la hemos recomendado para nuestros clientes esta misma semana”, apunta. “Cuando ves su negocio de las gasolineras la compañía vale 10 euros, el 30% de Gas Natural te lleva por encima de los 11 y pico y la compañía vale algo, así que es verdad que por los precios del crudo las empresas del sector están fuera de las carteras de muchos grandes gestores, pero creo que las grandes operaciones se hacen en estos momentos aprovechando las cotizaciones que tienen Repsol ahora mismo”, comenta Blasco.

En cuanto a Sacyr, que completa el top 3, Diego Jiménez, responsable de renta variable de Deutsche Bank, asegura que “lo principal que le afecta es la caída del precio del crudo”.Gran parte de sus ingresos vienen del dividendo que reparte Repsol, con lo que los menores ingresos de Repsol y la imposibilidad de mantener su dividendo puede que “le hagan mucho daño.



SANTANDER Y TELEFÓNICA

Dentro de esta pérdida de capitalización brusca en el momento reciente se encuentran dos de los blue chips españoles como son Santander y Telefónica. Además de los factores que se han citado anteriormente, también se han visto afectados por su exposición a Brasil, se segundo gran mercado, después de que S&P recortase el rating sobre el país.



Ambos han visto su precio bastante dañado, con la pérdida de capitalización correspondiente, con lo que la duda está en cómo lo pueden hacer a partir de ahora. “Indudablemente tenemos un Santander que se enfrenta a una recomendación bastante negativa por parte de las casas de análisis extranjeras de lo que es el sector financiero español, a pesar del esfuerzo que han hecho las compañías”, señala Blasco en relación al momento actual de la entidad financiera española.

Capitalización de las compañías del Ibex 35 en gráfico de barras. Fuente: Consenso de mercado y elaboración propia
Capitalización de las compañías del Inex 35


“Pero la morosidad todavía es importante, los inmuebles en su propiedad siguen siendo elevadísimos y eso nos castiga con respecto a entidades financieras de otros países”, destaca. Sin embargo, su situación podría cambiar una vez que las aguas se calmen. “Creo que bandeará bien la crisis y que Santander volverá a recuperar valor por este y otros motivos por un plazo relativamente corto”, indica el experto de ATL Capital con respecto a la firma dirigida por Ana Patricia Botín.

Así pues, desde el punto de vista técnico, en una entrevista reciente con Roberto Moro, analista independiente, se apuntaba que para preocuparnos por Santander tendría que recuperar rápidamente “los 5,20 euros”. De perder otra vez ese nivel “hay probabilidades de sufrir más con primer objetivo en 4,90 euros y luego 4,50 y 3,90 euros”.

Para Telefónica sucede lo mismo. “Hemos visto una limpieza de esas líneas que también se hizo en España hace tiempo por parte de todas esas compañías no de contratos sino de prepago que estaban medio muertas y ha sido de las que menos líneas han tenido que dar de baja”. “Ahora con el cable va a tener resultados a pesar de devaluaciones y demás de Brasil”, añadía Blasco.



Desde el punto de vista técnico, Eduardo Faus, analista técnico de Renta 4 aseguraba que “se presenta una zona de importancia técnica entre 11,47 y 11,39€, clave respetar y previa a la zona de 10€, por lo que esperaremos reacción hoy para tomar decisiones en el corto plazo”.