Los expertos de la firma consideran que tras las últimas caídas el mercado se ha quedado nervioso, y podemos ver todavía reacciones exageradas ante noticias en lo que nos queda de año.

Después de una semana nefasta para las bolsas, el S&P 500 se deja alrededor de un 7% en bolsa desde los máximos alcanzados el pasado 18 de septiembre.

Un buen dato de confianza del consumidor de la Universidad de Michigan permitía al S&P 500 cerrar acercándose a la media móvil de 200 sesiones, situada en 1.906 puntos. La ruptura de esta media provocó una de los mayores episodios de ventas en los últimos meses en Wall Street.

Corrección del S&P 500


Los expertos de JP Morgan acaban de enviar una nota a sus clientes en la que señalan cuáles han sido –si los ha habido-, los efectos de este principio de corrección en los mercados?

Desde un punto de vista microeconómico- con salvedades como las cuentas de IBM o Netflix-, los expertos de JP Morgan apuntan que “de momento los resultados empresariales del tercer trimestre están saliendo bien en Estados Unidos con crecimientos de doble digito en beneficios frente al mismo trimestre del año pasado. Con las 82 empresas que han publicado resultados el crecimiento del beneficio por acción es del 12% en doce meses desde el 6% que se esperaba justo antes de la temporada de resultados. Huele a que en Europa los resultados no van a ser tan positivos vs estimaciones de consensus”, apuntan.

En su opinión las caídas de las bolsas tampoco han pasado factura –de momento- al entorno macroeconómico. Desde la firma señalan que “apenas hemos revisado estimaciones de crecimientos en los últimos días, aunque los precios de crudo más bajos les están llevando a revisar la inflación a la baja en Estados Unidos y Europa. Las tres grandes correcciones que hemos tenido en este ciclo (2010, 2011 y 2012) coincidían con momentos en los que se hacían fuertes revisiones de estimaciones macro a la baja, mientras que ahora las revisiones recientes han sido mucho más tímidas. Lo que existe de fondo es esa tendencia a revisar poco a poco estimaciones durante el año, lo mismo que lleva ocurriendo casi cuatro años consecutivos, y los ponen en precio que esa tendencia va a continuar en el futuro”, advierten.

Las caídas, eso sí, han provocado que la renta variable esté “más barata y los spreads de crédito más amplios sin que los fundamentales hayan cambiado tanto como para justificarlo. Las posiciones especulativas se han reducido, aunque en general la gente sigue invertida”, apuntan en la firma.

Activos que más suben desde enero


Desde JP Morgan creen que “no parece que la corrección que hemos tenido en los mercados en los últimos días tenga que afectar de una forma importante al sentimiento de la economía real (como reflejaba el dato de confianza del consumidor del viernes en Estados Unidos), con unos consumidores al mismo tiempo está recibiendo la ayuda de la corrección del crudo. Esta caída del crudo unida a la caída de los tipos hipotecarios contrarresta para los consumidores más que de sobra la subida del dólar y la caída de la bolsa”.

Sin embargo, a los expertos no les pasa inadvertido que “la corrección ha hecho daño en los inversores, que han visto como las carteras Equity/bonds perdían las ganancias acumuladas a estas alturas del año, y quitan ganas a los participes de mantener/aumentar su ahorros en esos fondos de inversión. Los flujos de dinero entrando en fondos van a verse dañados. El mercado se ha quedado nervioso, y podemos ver todavía reacciones exageradas ante noticias en lo que nos queda de año”, alertan en el banco.

Si quiere recibir alertas cuando el S&P 500 cambie de ciclo bursátil, pinche aquí.