Yellen nació en Brooklyn, Nueva York. Hija de Anna y Julius Yellen, de orígenes judíos, de forma rápida y con avidez empezó a dar muestras desde pequeña de su capacidad intelectual. Se graduó en el instituto de Ford Hamilton en Bay Ridge, Brooklyn, y posteriormente comenzó sus estudios de economía en la
Universidad de Brown.

Fue allí donde comenzó a dar pasos más amplios y constantes hacia la sólida carrera que iba a construir. En 1967 se licenció en economía graduándose en “summa cum laude” y años más tarde, concretamente en 1971, hizo el doctorado en la
Universidad de Yale.

Así, comenzó a forjar su carrera como docente de economía y desde 1971 hasta 1976 impartió clases como profesora asistente en la Universidad de Harvard en Masachussets. Janet Yellenes considerada como una gran experta en macroeconomía. De hecho, es autora del libro “la década fabulosa: macroeconomía. Lecciones de 1990".

Pero es a partir de 1980 cuando su figura comienza a destacar con más fuerza en las aulas norteamericanas. Desde esa fecha lleva a cabo la investigación en la escuela de Haas y comienza a dar clases de economía en la Universidad de Berkeley, donde aún a día de hoy es profesora emérita.

Posteriormente, Yellen ascendió un escalón en su vida profesional. A partir de 1994 y hasta el año 1997 forma parte del Consejo de Gobernadores de la Reserva Federal . Precisamente, desde ese año hasta 1999 la neoyorquina es nombrada presidenta del consejo de asesores económicos del presidente, por aquel entonces, Bill Clinton.

Su rumbo da un cambio a partir del 14 de junio de 2004. Es justo en ese momento cuando se convierte en presidenta y gobernadora del Banco de la Reserva Federal de San Francisco. Más tarde se convierte en un miembro con derecho a voto del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) en 2009.

En 2010 Barak Obama la nombra vicepresidenta de la Reserva Federal ocupando el cargo hasta el día de hoy. Un cargo que se le podría quedar pequeño dentro de unos meses si el presidente finalmente se decanta por ella como sustituta de Ben Bernanke.

Un perfil ligero

Yellen es considerada para muchos expertos en Wall Street como dovish (dove: paloma, en español). Este término hace referencia a los economistas que cuyas decisiones no son muy agresivas. Últimamente el discurso de Ben Bernanke ha sido calificado como Dovish, al no establecer un estricto calendario en la retirada de estímulos y subidas de los tipos de interés. Sus principales detractores, hawks (halcones, en español), hacen un análisis inverso. Un discurso hawkish en estos momentos hablaría de fin de los QE o subidas de tipos de interés.



Según analistas como Edward Harrison, si Barack Obama considera eliminar los estímulos y la compra de bonos pudiera perjudicar al cómputo global de la economía estadounidense, debería apostar por Yellen. Sería una opción continuista tras el papel que ha desarrollado Ben Bernanke durante los últimos años y se convertiría en la primera mujer que presidiría la Reserva Federal.