Robert Casajuana, economista y director de inversiones institucionales de SLM, analiza las oportunidades de inversión que ofrece el mercado europeo y americano. 

Teniendo en cuenta que el sector financiero es el más damnificado de esta temporada de resultados, ¿hay alguna oportunidad?
El sector financiero, tanto a nivel español, como europeo, ha sido el gran damni9ficado de este ejercicio, no porque los resultados hayan sido negativos, lo que pasa que han quedado por debajo de las expectativas. Hay que tener en cuenta que, con un QE y una liquidez masiva, se debería ver beneficiado, con un aumento de los créditos. Excepto Banco Popular y Bankia, los resultados no han ido mejor.

En Europa hemos visto los decepcionantes resultados de bancos como Barclays, Deutsche Bank o Nordea.
Si vemos el índice sectorial bancario europeo, percibimos que la evolución ha sido bastante negativa. No obstante, como ha sido el gran damnificado, las valoraciones y los precios nos dan oportunidades. En este sentido, el banco que podríamos seguir para una entrada es Popular. Si vemos la gráfica de Popular, aunque las caídas han sido importantes, en la zona de 3,20 euros marcó un soporte y desde él está empezando a recuperar y creo que podría llegar a 4 euros.



¿Ve factible operaciones corporativas?, ¿cuál sería la operación lógica?
Este año las operaciones corporativas están en unas 500 y el año pasado subió un 54% el importe de estas operaciones. Quizás el sector en el que parecería que no debería haber más fusiones es el financiero, porque ya está muy consolidado, aunque podríamos ver más operaciones. El BdE dice que la rentabilidad no es demasiado positiva y un camino para mejorarla podría ser las fusiones. Los bancos más proclives son Unicaja, Liberbank, Abanca.
En el sector energético también podríamos ver algún tipo de actividad.

La tendencia positiva en el mercado de fusiones y adquisiciones va a seguir en 2015 y 2016.

¿Cómo ve al sector de las telecos en general y a Telefónica en particular?
A nivel europeo está bastante lateral y aburrido. No ofrece muchísimo interés, a pesar de que hemos visto algún tipo de actividad de fusiones.

Telefónica no nos gusta especialmente, pues las bajadas han sido bastante intensas. Es un blue chip, pero cuando ves su evolución y su volatilidad, no lo parece tanto. Hay que tener mucha cautela. Se podría entrar en el valor con stops muy ajustados, pues aún no ha llegado a los 14 euros, que son sus máximos.



Según el último informe de la OPEP, los precios del petróleo se mantendrán bajos en los próximos años. ¿En qué posición deja esto a las petroleras?
El informe de la OPEP ratifica la idea del FMI y han dicho que habrá una ligera baja en la demanda de crudo a nivel global hasta 2019. Por otro lado, a pesar de la bajada de la demanda, no están mucho por la labor de bajar las cuotas de producción (30 millones de barriles diarios), pero algunos países, como Irán o Argelia, están presionando para que bajen las cuotas de producción. Esto lo veremos en diciembre, en su próxima reunión.

La estrategia de Arabia Saudí de rebajar el precio para perjudicar a las empresas de EEUU y México y a las relacionadas con fracking, creo que no cambiará. Convencerán a Irán y Argelia para que sigan con la producción.
La OPEP espera subidas paulatinas del precio del barril de 5 dólares hasta 2020, por lo que alcanzaríamos 80 dólares por barril, entiendo que están intuyendo una mejora de la actividad. A pesar de este dato positivo de las perspectivas, a corto las compañías petrolíferas, sobre todo las que no están diversificadas en distintos tipos de extracción y tienen más costes de extracción, van a sufrir. Por ello, continuaría dejando de lado al sector.

Hay quien dice que ya estamos en pleno rally de final de año. ¿Qué niveles maneja para los índices?
Después de las bajadas de septiembre y agosto, estoy optimista de cara a final de año, pues la macro está acompañando. No creo que vayamos a superar, en líneas generales, los máximos que la mayoría de índices tuvieron en abril y mayo. Esto nos da un margen para saber las subidas aproximadas de los índices:
- Dow Jones: el PER está muy atractivo, en 16x, y el gráfico muestra que, después de las bajadas desde mayo a agosto, se ha recuperado un 16% y nos quedaría poco hasta los máximos de mayo, un 3,5% más, hasta los 18.500 puntos.
- S&P 500: también le quedaría muy poco hasta máximos. Podríamos ponernos un objetivo de 2.150, revalorizaciones de 2,2%. El PER es más elevado, de 18,82x.
- EuroStoxx: veo más margen de subida, a pesar de que, desde el rebote no ha batido la media de largo plazo. Ahora está entre la media de medio plazo, en 3.377 puntos, y la de largo en 3.485. si consigue romper este canal, podría subir un 8% hasta los 3.700 puntos.
- DAX: está justo dentro de la media de medio y largo plazo, entre 10.647 – 11.066. Si consigue romper este canal al alza, podría subir un 8,8% hasta los 11.750 puntos, aunque está por debajo de los máximos que marcó en abril.
- FTSE 100: el PER está casi en 26x porque los beneficios no han mejorado tanto como en EEUU, por eso, en el denominador tenemos unos BPA que no son suficientes para que el PER baje de 25x. No obstante, veo algo de recorrido, de un 4%, y podría llegar hasta los 10.670 puntos.
- Ibex 35: con el rebote del último mes estamos intentando batir a la media de medio plazo y aún nos queda algo para la de largo plazo. Siendo la economía que más está creciendo en la zona euro, creo que sí romperemos ambas medias y creo que podríamos superar los 11.000 y llegar a los 11.200 puntos, incluso, lo que supondría un 8% de revalorización.