En el último trimestre los inversores han huido de los valores con menor capitalización de nuestro mercado. Debido a esta repentina espantada, el Ibex Small Cap acumula una caída del 14% desde que marcara máximos en abril. Nos preguntamos si ha llegado el momento de dejar de lado a los chicharros.

El selectivo Ibex Small Cap, que comprende las compañías con menor capitalización del mercado español, está sufriendo el castigo de los inversores en estos últimos meses. De hecho, desde que marcara máximos anuales en los 6.046 puntos el 9 de abril ha caído un 14%. Los principales culpables de este lastre son GAM, Quabit y Amper.

La mayor culpable de este “trío calavera” es Quabit, que con un peso en el índice del 4% ha perdido este año un 34%. Su situación técnica ha empeorado en el último mes, en el que ha llegado a perder un 40%, lo que ha llevado a terreno negativo al valor. Su siguiente objetivo son los mínimos anuales en 0,076 euros. De hecho, hasta que no recupera los 0,15 euros no será neutral.

quabit



A pesar de que Amper ha perdido más valor este año que Quabit, en total un 40%, apenas capitaliza un 1% del Ibex Small Cap, por lo que no es tan culpable de la debacle del índice. Aún así, su situación técnica es tremendamente crítica, hasta el punto de que en mayo marcó sus mínimos históricos en 0,61 euros. Actualmente cotiza de nuevo cerca de este nivel y en caída libre. De hecho, si alzamos la mirada más atrás, observamos que Amper lleva cayendo sin solución de continuidad desde el verano de 2009. De hecho, hasta que no supere el euro por acción no romperá con la directriz bajista de largo plazo que arrastra desde hace 5 años.

amper



GAM apenas supone un 1% del Ibex Small Cap, pero en el año es también es de las más penalizadas, perdiendo un 30%, la mayor parte en el último mes, en el que se ha desplomado un 32%. Debido a esta fuerte y repentina caída, GAM ha rebotado en las últimas sesiones desarrollando una directriz alcista de corto plazo que podría llevar al valor hasta los 0,54 euros. Aún así, seguiría condicionado por la directriz bajista de medio plazo hasta que no rompa los 0,65 euros. Si lograra dejar atrás esta directriz, volvería a los máximos anuales en 0,86%.

gam



Ahora bien, a pesar del tropezón que experimenta el Ibex Small Cap en el último trimestre, es cierto que en el año acumula una revalorización superior al 6%. Las acciones que le han valido esta mejora de cotización son Tecnocom, Lingotes Especiales y Fluidra. Vayamos por partes…

Tecnocom capitaliza 81,22 millones de euros y supone tan sólo un 2,51% del Ibex Small Cap, pero su revalorización en el ejercicio es la mayor del grupo, un 30%. Ahora bien, si observamos el gráfico de la acción observamos que está cumpliendo a corto plazo con un patrón de H-C-H que cuyo objetivo de caída hasta los 1,43 euros ha sido cumplido a rajatabla. Además, por esta zona pasa la directriz alcista que guía los movimientos de Tecnocom desde julio del año pasado y el valor ha rebotado en el precio. Actualmente si supera los 1,65 euros podría volver a atacar la zona de máximos anuales en los 1,65-1,90 euros. En cambio, si Tecnocom se viniera abajo y cayera por debajo de los 1,43 euros, podría ceder a mínimos anuales en los 1,23 euros. (Ver: Estrategia semanal en Tecnocom)

tecnocom



Fluidra capitaliza 112,6 millones de euros y pesa casi el doble que Tecnocom en el Ibex Small Cap, un 4,68%. Su revalorización en el año es del 28% y viene respetando perfectamente desde septiembre del año pasado una directriz alcista que podría llevarle a recuperar los máximos anuales en próximas sesiones, en los 3,63 euros.
En caso de que Fluidra tropezara antes de volver a coronar esta cima, podría recuperar una directriz bajista de medio plazo que desarrolló desde los máximos de abril y hasta los 3,15 euros. Si se metiera por debajo de este nivel podría descender hasta los 2,90 euros, en primera instancia, y los 2,66, mínimos anuales.

fluidra



Lingotes Especiales tan sólo tiene un peso del 1,34% del Ibex Small Cap y, es que, su capitalización es de las menores del mercado, 9,6 millones. Aunque sea uno de los valores que menos aporta al selectivo de pequeña capitalización, en el año es el tercero que más ha subido, un 23%. Técnicamente, sigue respetando la directriz alcista que parte de los mínimos de hace un año y, mientras no pierda los 4 euros, su objetivo es una vuelta a los máximos anuales en los 4,74 euros. En cambio, si pierde los 4 euros, la caída a mínimos anuales en los 3,24 euros sería prácticamente directa.

lingotes especiales


Si decide invertir en estos valores de pequeña capitalización apodados “chicharros” debe tener en cuenta que el riesgo se multiplica exponencialmente, ya que, debido al escaso dinero que mueven y a lo poco que vale cada título, las caídas y subidas porcentuales pueden ser realmente amplias. Estos los hace muy arriesgados y sólo aptos para los expertos en bolsa.

Apúntese a nuestras alertas de cambio de ciclo bursátil