Hace solo unos días vimos cómo Warren Buffett aumentaba su posición en una petrolera estadounidense, Phillips 66. El inversor ha considerado que los precios a los que se ha quedado la compañía marcan un punto de entrada interesante. Pero, ¿ocurre lo mismo con las grandes petroleras integradas del país?
 
Tanto Exxon Mobil, ConocoPhillips como Chevron, las grandes petroleras estadounidenses siguen viviendo una auténtica penitencia, arrastradas por las caídas del precio del crudo.
Exxon y Chevron han experimentado descensos de alrededor de un 30% desde sus máximos a mediados de 2014, lo cierto es que han aguantado muy bien, si se tiene en cuenta que el petróleo ha caído más de un 70%. ConocoPhillips, por el contrario, ha sido la que lo ha hecho peor desde el pico de 2014, con caídas de casi un 60%.

Hace solo unas semanas, los analistas de Citi publicaba una nota en la que les decía a sus clientes que las grandes petroleras del mundo, no solo las estadounidenses, eran unas supervivientes del tsunami financiero que ha generado el petróleo. Es más, afirmaban que todas podrían recuperarse en bolsa este año.

En concreto apuntaban que “las compañías con un balance saneado se han comportado igual o mejor que sus respectivos índices de ese ese momento.  Se refieren básicamente a Chevron, a Exxon Mobil y a Total fuera de Estados Unidos.   

tabla petroleras


Es más, en la entidad  explican que “no esperan que la incertidumbre dure para siempre y que su escenario base es que el mercado se reequilibre durante 2016. Creemos que una recuperación de los precios, aunque sea modesta, debería poner énfasis en la recuperación del valor de sus activos”.

Todas las firmas de análisis esperan que el precio del petróleo se recupere en los próximos meses, y que la OPEP reconsidere la posibilidad de reducir las cuotas de producción. No hay que olvidar, que a la situación actual se ha llegado tras inundar al mercado de petróleo, incluso a pesar de que la demanda en países como China se ha reducido. Según la Agencia Internacional de la Energía (IAE en sus siglas en inglés), en el mundo hay una sobre oferta de 1,5 millones de dólares al día. Tanto que han conseguido echar del mercado a los productores no convencionales estadounidenses, que han sido uno de los factores que más temían en la OPEP.  Y eso que los inventarios en Estados Unidos no hacen nada más que crecer.

Inventarios petroleo eeuu


Según algunos datos, las petroleras integradas americanas tienen un precio de producción de barril en torno a los 40 dólares. Es decir, que en la situación actual su negocio no sería rentable a no ser por los recortes en la inversión que está llevando a cabo prácticamente todo el sector. Los expertos de Goldman Sachs creen que el precio oscilará entre los 20 y los 40 dólares, hasta que la OPEP no tome una decisión. 

Otros analistas consideran que el año podría terminar alrededor de los 45-50 dólares barril, lo que ya permitiría a estas empresas contener el aliente. Es el caso de Harish Sundareh, de Loomis Sayles que, no obstante, espera que el ejercicio siga dominado por la volatilidad en el mercado del petróleo.

Resultados de Exxon Mobil

El problema para muchos expertos es que estas empresas sean capaces de mantener la retribución a sus accionistas. La misma preocupación que existe con las petroleras europeas como Repsol.

Exxon Mobil acaba de presentar sus cuentas y su beneficio ha caído hasta hasta 0,67 dólares por acción, ligeramente por encima de las previsiones.

La empresa es una de las 10 favoritas de Merrill Lynch para 2016 por su disciplina en la inversión y su innovación tecnológica, así como por los ingresos que genera su división química, que rondan el 16% del total.

QUIZÁ LE INTERESE LEER:

Citi cree que las grandes petroleras son unas supervivientes
¿Cuánto pierden las petroleras europeas con la crisis del crudo?