Apenas un puñado de valores del Ibex 35 mueven los hilos del selectivo. Los seis blue chips controlan más del 80% del mercado, y el resto de la ponderación prácticamente se la reparte la banca mediana pero, ¿cuál es el potencial de estos valores y, por consiguiente, el del Ibex 35?

El Ibex 35 ha comenzado el año con bastante buen pie, especialmente los valores que, como los bancos, habían estado entre los más menospreciados el ejercicio pasado. Ahora bien, este repentino tirón alcista ha dejado a algunos de ellos sin potencial de cara a finales de ejercicio y, por consiguiente, ha restado potencial también al Ibex 35, ya que la banca pondera en el selectivo un 31,13% (8,57% la banca mediana + 22,56% Santander y BBVA).
 
Adicionalmente, algunos de los blue chips también han corrido en estos días, acercándose a los precios objetivos que los brokers barajan para dichos valores este nuevo año, aunque aun conservando un potencial medio de más del 4%.  Vayamos por partes:
 
Por un lado, dos de los blue chips no ofrecen potencial a doce meses vista. En concreto sonRepsol, al que los brokers sitúan el precio objetivo en 13,04 euros, casi un 3% por debajo de la cotización actual; y Santander, que con un precio objetivo en 4,61 euros podría descender un 7% este año. Lo preocupante es que Santander es el valor que más pondera en el Ibex 35, un 14,03% según la última revisión de Bolsa de Madrid, lo que implicaría un recorte de potencial para el selectivo de casi el 1%. Mientras, la pérdida que Repsol le puede costar al Ibex 35 sería más discreta, pues ponderando un 4,12% en el índice, le quitaría un 0,12%.

El resto de blue chips sí aportaría valor al Ibex, según los brokers. El que más, Inditex, algo inteligible ya que es la segunda acción más pesada del índice y, por su ponderación del 13,46% y con un potencial del 11% para este año, podría aportarle una subida adicional del 1,48%.

También es destacable el recorrido que Telefónica podría tener si se cumplen los vaticinios de los brokers, quienes sitúan el precio objetivo de la operadora en 10,28 euros (+16,55%). Así, la empresa presidida por Álvarez-Pallete podría empujar al Ibex 35 un 1,42% este ejercicio.
 
Sin salir de los blue chips, pero ligándolo con la banca, por un lado tenemos a Santander con potencial negativo y a BBVA con escaso recorrido, menos de un 1% hasta los 6,48 euros que barajan los analistas, algo que apenas brindaría al Ibex 35 una subida del 0,08%.


 

Siguiendo con la banca mediana, observamos que la mayoría de estos valores se ha pegado un buen rally alcista en las últimas sesiones, comiéndose gran parte del potencial que les veían los brokers para este año, eso sí, con la excepción de Popular, que podría subir casi un 23% si realmente alcanza el precio objetivo en 1,13 euros que le brindan los analistas.  Sin embargo, el resto de bancos tendría un potencial negativo del -16,63%. Lo peor es que algunos de los que más ponderan en el Ibex 35 son los que se espera que caigan más: Caixabank podría retroceder un casi un 10%, lo que implicaría una caída del 0,35% para el Ibex 35; Bankinter podría caer un 10,74% restando al selectivo un 0,15%; y Bankia corre el riesgo de ceder un 11,52% robando al Ibex 35 un 0,15%.
 

Para concluir, los blue chips suponen el 83,64% del Ibex 35 y prometen aportarle al selectivo un 2,44% de revalorización, sin embargo, a esto habría que restarle un -0,43% que podría quitarle la banca mediana, con lo que nos queda que los pesos pesados apenas aportarán un 2,36% de subida al selectivo español para este año, con lo que podría acabar por debajo de 9.700 puntos. En cambio, si vemos el potencial medio del Ibex 35, que es del 7,35%, podemos concluir que las verdaderas joyas del Ibex 35 para este año serán los valores de mediana capitalización no bancarios.  (Ver: Ibex: potencial del 7,35% a pesar del nulo recorrido de los bancos).