El sector de la salud ha sido una de las industrias que más vaivenes ha experimentado en este año al que apenas le quedan un par de suspiros. Tanto es así que ha sido la única industria que va a acabar el año en negativo ¿Es interesante plantearse volver a él de cara a 2017?
 
El sector sanitario estadounidense en el que se incluyen farmacéuticas, empresas hospitalarias, biotecnológica ha sido la decepción de este año. Decepción podría no ser la palabra correcta, porque lo cierto es que los inversores tenían sus temores; por un lado la alta valoración de algunas partes de esta industria, como la biotecnología. Por si fuera poco, en septiembre del año anterior la que fuese candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, había amenazado con rebajar los precios de las medicinas. Para rematar la situación, su oponente y futuro presidente de la Casa Blanca en menos de tres semanas, Donald Trump había avisado que tenía la intención de echar abajo la reforma sanitaria de su antecesor. 

Nada hacía presagiar un buen año para la industria sanitaria y así ha sido. Al cierre del miércoles, el índice S&P Healthcare caía algo más de un 3% desde el 1 de enero. Si nada cambia en los próximas dos jornadas, será la única que cerrará el año en números rojos.

Evolución sectorial


Sin embargo algunos analistas aseguran que en el sector hay valor. Fernando Luque, senior financial editor de Morningstar , explica a Estrategias de inversión que “lo que ahora vemos interesante es el sector farmacéutico y la biotecnología. Estos años ha dado rentabilidades impresionantes, pero ahí seguimos viendo que hay potencial. Si no un fondo invertido en salud a nivel global nos parece una inversión a nivel sectorial atractiva. Si tengo que elegir un sector me quedo con el farmacéutico o el de salud en general”.

Pero en un momento en el que la incertidumbre aún se mantiene en el sector, lo cierto es que es momento de seleccionar y mostrar mucho tino de cuáles son las empresas que incluimos en nuestra cartera.
Para saber cuáles podrían tener recorrido hemos seleccionado las cinco compañías del índice S&P 500/ Healthcare que tienen recomendación de compra.  De las 60 integrantes , otras 44 empresas tienen recomendación de sobreponderar y las 11 restantes son claras apuestas para mantener. Los analistas no optan por vender ni una sola de ellas.

Estas cinco compañías, además, tienen potencial de revalorización en bolsa y un PER menor o igual que el S&P 500.  Por cierto, solo dos de estas cinco compañías han subido con contundencia en el ejercicio.

PER y evolución desde enero


1- Mallinckrodt:  Se trata de la compañía con un mayor potencial, si se mide el porcentaje que separa el precio actual de la empresa en bolsa con el precio objetivo que maneja el consenso de Facset. En este sentido, la empresa podría subir más de un 55% en los próximos doce meses. La firma ha caído más de un 30% desde enero.

2- Envision Healthcare: la sociedad lleva una caída de más de un 13% desde que se inició el actual ejercicio. El consenso de Facset estima un potencial de un 34% desde los niveles actuales de cotización.

3- Boston Scientific: La compañía lleva una subida del 18% en 2016 y podría  llegar a apuntarse un 25% adicional, si se cumplen las estimaciones de precio objetivo de los analistas que siguen el valor.

4- Thermo Fisher: se trata de una compañía que cotiza en estos momentos prácticamente en los mismos niveles en los que inicio el ejercicio. Los expertos han marcado un precio objetivo un 21% por encima de su cotización actual.

5- UnitedHealth es una de las líderes de su sector y en el año lleva una revalorización de casi un 40% y pese a todo podría subir algo más de un 9% para alcanzar el precio medio que le aplica el consenso. 

Potencial y empresas del sector