La firma de análisis, a través de su director de estrategia y análisis Christian Gattiker, explica las condiciones actuales de los mercados y los desafíos a los que nos tenemos que enfrentar en este 2016. Según su punto de vista, el entorno tiene similitudes con lo que vimos a finales de la década de los 90.
 
Las turbulencias de la renta variable están marcando el paso atropellado de las bolsas mundiales. No hay más que mirar alrededor para darse cuenta de que el dinero cada vez es más miedoso y se mueve con mayor cautela. Por eso los analistas cada vez están desgranando cuáles son las similitudes que guarda el momento actual con otras circunstancias históricas en las que los patrones han sido equiparables.

Cada casa de análisis es un mundo, pero todas aportan su grano de arena para deshojar la margarita de la incertidumbre que nos asiste. En este sentido, Christian Gattiker, director de estrategia de Julius Bär, desarrolla su valoración acerca del escenario que ocupa ahora mismo la primera página de los mercados.

“Desde nuestro punto de vista esto es algo parecido a lo que ya sucedió en 1998”, destaca el analista en el arranque de su exposición. “El sistema financiero no está como en el 2008, goza de mayor salud, y no tiene problemas como los que tuvo durante la crisis financiera”, apunta.

Para Gattiker el foco del problema, al igual que sucediera hace una década, viene de la mano de los países emergentes, los cuales están mostrando una ralentización por el brutal desplome de las materias primas y en especial del petróleo. “Lo que vemos es muy similar a lo que vimos a finales de los noventa cuando los emergentes entraron en problemas… La curva que vemos ahora es muy parecida, por lo que esto no tiene que ver con una crisis financiera y sí con una crisis de los emergentes”, analiza.

Por eso se centra en los nuevos retos que debemos afrontar para salir a flote del entorno actual imperante. Según el estratega de Julius Bär, el mundo está cambiando en general el modelo productivo como se observa la evolución del empleo “que está pasando en su mayoría de la industria a la educación y la salud”. Se trata de una tendencia que tal como aventura, “continuará en los próximos años”.

Hilando con las preocupaciones que nos acontecen en este momento lideradas por el cambio de paradigma económico de China, Gattiker argumenta que “precisamente China lo que está haciendo es este cambio de modelo y hay que ser positivos de cara al futuro con esta evolución en el desarrollo productivo del gigante asiático”. Por eso, añade que si el gigante asiático creciera al 3% o al 4% este año podría provocar “una especie de recesión mundial por lo que esta genera para el crecimiento global”.

Gran parte de la culpa de la situación de los mercados, que va de la mano con los emergentes –productores de materias primas, en especial del petróleo–, es la caída del precio del crudo. “Todas las commodities para explicar la situación actual mundial son importantes, porque los emergentes son productores”, afirma Gattiker. En esta línea, para que el estancamiento en el que nos hallamos cambie, es importante un giro de estrategia por los productores.

“La única forma de cambiar esta tendencia es recortar la producción de petróleo, porque hay mucho crudo en el mundo, por lo que hasta que no veamos un recorte va a seguir esta tendencia y no vamos a ver una estabilización”, argumenta.

La situación del mercado español

En gran medida, la debilidad en España guarda relación con las reformas que tiene que se tienen que seguir haciendo y con un nivel de desempleo aún muy elevado. Además, tiene una exposición importante a emergentes y a Latinoamérica en particular que está pesando en la cotización sobre el índice de referencia. Así, Gattiker asegura que “no se puede invertir solo en compañías con exposición total en España porque supone un riesgo elevado”.

Para finalizar, Pelayo Gil-Turner, director de gestión de Julius Bär en España, analiza que dada las circunstancias actuales que envuelven al mercado español, a los precios en los que nos movemos en estos momentos, “es interesante tomar posiciones en compañías como Inditex o Grifols”. Además, y pese a que puede ser una apuesta en contra de la opinión de la media del consenso, agrega que a los múltiplos actuales también puede ser una oportunidad “entrar en los grandes bancos. 

QUIZÁS LE INTERESE LEER: 
"Los ganadores de la guerra del petróleo serán los países no OPEP, con Estados Unidos a la cabeza"
Oddo Meriten AM: "Vemos oportunidades selectivas en la banca europea"