El par euro-dólar nos está sorprendiendo. Este 2014 parecía por los datos que sería el año del dólar. Es cierto que hoy, en velas diarias, el euro está bajando y el 80% de los clientes de CMC Markets con posiciones en el par está bajista.
 No obstante, lo lógico es que a finales de año el dólar se fortaleciera y el euro se debilitara. Esta fortaleza del euro perjudica a todas las economías exportadoras europeas, como Alemania, y también para las compañías exportadoras, que reducirán su beneficio y su valor bursátil, por ende. Por todo ello, necesitamos que el dólar se aprecie. En el día de hoy lo importante es lo que diga Janet Yellen y no las tengo todas conmigo para pensar en una reducción drástica de los estímulos, ya que los datos macro de febrero no fueron tan buenos como se esperaba. Quizás podrían cambiar el objetivo de que la tasa de desempleo llegue al 6,5% para modificar su política monetaria y, entonces, el dólar podría fortalecerse.
Si todo sale como debería, el euro-dólar debería estar en 1,35 dólares en el segundo semestre. A corto plazo, el soporte del par está en 1,3899, mientras no se pierda, las estrategias alcistas tendrían objetivo en 1,3994.

La revalorización del oro no creo que sea a largo plazo. Ya ha retrocedido al primer nivel de Fibonacci y podría caer al segundo que se correspondería con los 1.414 dólares.
El oro y el dólar tienen una correlación inversa y, si ocurre lo que tiene que ocurrir, el dólar se apreciará y el oro dejará de ser activo refugio.
La sesión de hoy también es importante para el oro por lo que pueda decidir la Fed.
Técnicamente, el soporte del oro está en 1.339, que no se debería perder para volver a verlo en 1.414 dólares.

En renta variable veo mucho potencial en la renta variable española. Hemos conocido que las empresas españolas han mejorado sus beneficios mucho con respecto al año anterior. Al subir sus beneficios, debería subir el valor en bolsa por una buena gestión, por lo que veo potencial en nuestro mercado. Así pues, lo están haciendo bien empresas como Acerinox, que está yendo bien por el ciclo, también la banca.

Inditex vuelve a colocarse por encima de 106 euros, nivel en el que confiaríamos en posiciones largas. No obstante, vamos a ver que este movimiento no sea sólo la euforia del día por los resultados. Pero sí que es cierto que, desde un punto de vista técnico, mientras no pierda 105, los 106 son la base del gap bajista, y podría ir a 109.
Por el lado fundamental, el resultado neto no ha sido muy bueno, pues sólo ha crecido un 1%, pero sí han subido las ventas, lo que es un factor muy positivo. Donde menos ha aumentado ventas es en Uterqüe, quizás porque haya que dar una vuelta a la marca, ya que no es concebida como la marca de lujo que pretende Inditex. A pesar de esta asignatura pendiente, es una buena empresa, bien gestionada, con ventas online, diversificada, etc.