La expansión del negocio ha sido muchas veces las bases de crecimiento de una compañía. Ahora, la compañía de e-commerce desafía a dos de las más gigantes del sector, tras presentar su nuevo smartphone "Fire"
Era lo poco que le faltaba. Desembarcar en el mundo de la telefonía móvil. Y allá que va. Amazon no tiene complejos, o al menos muy pocos, para lanzarse a la piscina y abarcar nuevos proyectos. ¿Qué hay de nuevo ahora?

La compañía ha entrado en el mundo de la telefonía móvil por todo lo alto para ocupar un espacio que le permita competir con grandes como Google y Apple. Se ha aventurado a lanzar un nuevo dispositivo móvil al que han llamado "Fire", cuando días atrás aseguraron que iban a poner en marcha su "Santo Grial". 

La clave es si conseguirá ese propósito que se propone y muy de cerca tenemos la referencia de la tablet Kindle Fire que lanzó el pasado 15 de noviembre de 2011. Con la salida de este nuevo producto al mercado se pensaba que igual las ventas del iPad quedarían algo trastocadas, pero no fue así. Más bien todo lo contrario. No existió ningún efecto especial para con la facturación de la firma con sede en Cupertino.

Lo que los expertos del otro lado del Atlántico señalan es que Amazon se adentra en este mundo con el objeto de incrementar sus clientes Prime. Es decir, es una estrategia para interrelacionar su área de tienda electrónica con el nuevo Smartphone, mientras que la pregunta que se hacen los analistas es que si esa inversión para un dispositivo móvil le saldrá rentable.

Para ello, lo que pretende Amazon es aportar una nueva característica hasta ahora no conocida en la tecnología de los teléfonos móviles. Aunque todavía son especulaciones, todo apunta a que los terminales podrían tener una pantalla con funciones 3D. Lo que sucede es que muchos le verían utilidad más que para usarlo en su domicilio o para ver algún vídeo. Si esa es una de las apuesta, no cabe duda que será novedoso, aunque las dudas que esgrimen al otro lado del Atlántico es si será práctico y económico para los intereses de la compañía.

Así, el ejemplo de lo que podría pretender la firma de e-commerce se refleja en lo que en su momento buscó con Kindle, que no era otra cosa que ofrecer a los consumidores comprar en su tienda oficial. Esto en su repercusión en la cuota de mercado del iPad de Apple, ya que se vende a un precio mucho más bajo y se comercializó agresivamente en el sitio web de Amazon, no fue precisamente espectacular.

Si se analizan los datos de ventas que fueron publicados recientemente por IDC en el primer trimestre de 2014, parece como si Amazon no hubiera tenido casi impacto en las ventas de Apple. De hecho, solo consiguió acaparar una cuota de mercado del 1,9% en el primer periodo del año. Se trata de una cifra que no ha impedido a que el valor se haya revalorizado hasta más de un 46% hasta su nivel máximo.

Amazon cotización


Por tanto, si se repitiera el mismo efecto que con la tablet, no debería suponer una amenaza real para el iPhone de Apple, cuya consolidación en el mercado se viene mostrando efectiva desde hace muchos años con una competencia feroz con los dispositivos de Samsung y el sistema Android.

Sin embargo, otra de las preguntas que se realizan los analistas en torno a este nuevo lanzamiento es si rivalizará con Google a pesar de que utiliza el sistema Android. Algo que desde la gigante tecnológica han decidido cerrar de una forma muy astuta y con habilidad felina.

Este Smartphone utilizará una versión personalizada de Android, pero no permitirá usar varias herramientas distintivas de los dispositivos que habitualmente utilizan este sistema operativo. Google se ha cubierto muy bien las espaldas y no dejará que estos smartphones puedan acceder a servicios como Google Maps o Google Play Store.

Dicho de otra forma, las interfaces que los programadores utilizan para hacer que las aplicaciones sean compatibles con los servicios de Google, no son accesibles en dispositivos de Android para Amazon. Los desarrolladores no pueden trasladar fácilmente sus dispositivos a la versión de la empresa de comercio electrónico los servicios de la compañía fundada por Larry Page.

Por tanto, el resultado final es que los dispositivos de Amazon que utilizan el sistema Android no tienen acceso a algunas funciones básicas, que también incluye a la sincronización de contactos de Gmail.

Se trata de una seria de desventajas que financieramente podrían dañar las aspiraciones de Amazon. Pero, efectivamente, la máxima pretensión con la puesta de largo de este dispositivo es proporcionar oportunidades de monetización para vídeo y libros e impulsar las ventas de música. ¿Conseguirá dar un paso al frente ante este reto? Es cuestión de tiempo para conocer la respuesta adecuada.

Conozca cuando estos valores cambien de ciclo bursátil, pinche aquí