Ayer las bolsas reaccionaron fatal a las medidas anunciadas por el BCE o, mejor dicho, a la falta de concreción de cómo se llevarán a cabo. Como es normal en estos casos, los bancos, los valores más ligados a la evolución económica y a la política del organismo europeo, fueron los más penalizados.



Ayer los bancos del Ibex 35 cerraron con severas caídas debido, según Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG, por la falta de concreción: “el presidente del BCE no ha cuantificado el importe del programa de compras de ABS, y se ha limitado a lanzar un mensaje de unanimidad en la postura de tomar más medidas no convencionales si fuese necesario, careciendo este mensaje de novedad alguna”. Debido a las caídas desatadas por esta indefinición, la situación técnica de algunos bancos se ha deteriorado. Así ha dejado Draghi a los bancos españoles:


BANCO SANTANDER
La entidad presidida por Ana Patricia Botín ha sido una de las más castigadas a nivel técnico. De hecho, el valor ha perdido la directriz alcista de largo plazo que parte de los mínimos de julio de 2013. Santander dejó ayer una tremenda vela roja en gráfico diario cerrando en la parte baja de ésta y perforando el soporte dinámico marcado por dicha directriz en los 7,50 euros. Según Eduardo Faus, de Renta 4, “esto abre la puerta a caídas inmediatas hasta los 7 euros”. Además, Santander se aleja así de su anterior meta, que eran los máximos históricos (descontados dividendos) marcados por los 8 euros, quedándose así a un 10% de dicho nivel.

santander



BBVA
Al gemelo parece que no le ha hecho tanta ‘pupa’ el BCE, pues su tendencia continúa dentro del rango alcista en el que se venía moviendo. Aunque sí le ha hecho caer por debajo del soporte de los 9,50 euros, el precio no ha perdido la directriz alcista de largo plazo que nació en septiembre del año pasado. Ahora BBVA podría ir a buscar apoyo en los 9 euros pero, mientras no se meta por debajo de 8,70, todo entra dentro de la normalidad. De hecho, si BBVA rebotara y volviera a situarse por encima de los 9,50 euros, no tendría otro objetivo que no fueran los máximos anuales en 9,74 euros.

bbva



CAIXABANK
Draghi no vino más que a confirmar el hombro-cabeza-hombro que estaba desarrollando el precio en el último mes. Con las palabras del presidente del BCE el precio rompió la neck line que pasaba por 4,70. Ahora, no es descartable que Caixabank rebote en los 4,60 euros pero, de meterse por debajo, podría descender hasta 4,40. Parece que se esfuman las esperanzas de que la entidad catalana escape del cansino lateral en el que ha estado cotizando casi todo el año entre 4,70 y 4,10 euros pues, después de salir de éste en septiembre, ahora vuelve a introducirse con la caída de ayer.

caixabank



BANCO POPULAR
Fue la entidad más castigada ayer por las palabras de Draghi pero, más allá de razones personales, simplemente porque es el banco más volátil del Ibex. De hecho, la caída superior al 5% de ayer no ha empeorado más las cosas, simplemente ha respondido a la tendencia que venía teniendo. El precio sigue condicionado por la directriz bajista de medio plazo que nació en los máximos anuales en abril y que, a corto plazo podría devolverle a la zona de 4,50 euros. Aún así, este movimiento seguiría respondiendo al lateral en el que el precio se ha movido todo el año.

popular


BANCO SABADELL
Sabadell presenta una fotografía similar a la de Banco Popular, pues la caída de ayer estuvo en concordancia con la tendencia bajista que nació en los máximos anuales. Aun así, Sabadell sí empeora su aspecto ya que perdió el soporte de los 2,30 euros. Si el precio no rebota, Sabadell podría seguir cayendo hasta los 2,15 euros. De hecho, mucho tendrían que cambiar las cosas para que Sabadell rompiera con la directriz bajista de medio plazo y recuperara la directriz alcista de largo. Eso pasaría por volver a superar los máximos anuales en 2,70 euros, en otras palabras, tendría que subir casi un 20%.

banco sabadell



BANKIA
La caída del 3% de ayer ha puesto en un serio compromiso técnico a Bankia, pues justo se frenó en la zona por la que pasa la directriz bajista de medio plazo, en los 1,43 euros. De meterse por abajo, el precio estaría obligado a caer hasta los 1,40 euros. No obstante, seguiría dentro del lateral en el que se ha movido casi todo el año y que se sitúa entre los 1,35 y 1,55 euros.

bankia



BANKINTER
Cómo no, Bankinter ha sido una vez más el banco menos desafortunado. La entidad cayó, como las demás, pero se frenó en el soporte marcado por la directriz alcista que pasa por los 6,50 euros. Es más, si Bankinter prolongara las pérdida, mientras se mantuviera por encima de los 6 euros no pasaría nada, pues por ese nivel transcurre la directriz alcista de largo plazo que nació en los mínimos de julio de 2013.

bankinter