Se oyen rumores de vuelta a la normalidad de cara ya al año 2014, pero, por el momento, la banca española ha mantenido intacta su política de ‘alta’ retribución a su accionariado. El Banco Santander es el que mejor retribuye a sus accionistas con una rentabilidad por dividendo del 11,73% en base al pago fraccionado de 0,15 euros que hacen un total de 0,6 con carácter anual.
No muy lejos se coloca BBVA con una rentabilidad ligeramente superior al 8%.
(Ver: Dividendos del mes de julio)

No obstante, si se contempla el supuesto de que la situación cambie de cara al próximo año, también podría tocarse esa rentabilidad ofrecida por las entidades financieras.
El Banco de España ya recomendó hace un mes a la banca limitar el reparto de dividendos para que no suponga más del 25% del beneficio consolidado atribuido de sus cuentas. Acto seguido, el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, se mostró totalmente de acuerdo con la ‘sugerencia’ emitida por su homólogo español, José María Linde. “Las que estaban dando unos dividendos, a nuestro juicio desorbitados, han sido las entidades financieras, superando la mayoría el 10%”, afirmaba Julián Álvarez González, del Departamento Macroeconómico de Aspain 11 EAFI.


Primer dividendo a cuenta de 2013

El Banco Santander se prepara para entregar a sus accionistas la primera retribución con cargo a las cuentas de este ejercicio. La entidad ampliará capital por un valor de mercado de 1.675 millones de euros, lo que corresponde a un máximo de 327 millones de acciones. “Si se mantiene la tónica de las últimas ampliaciones de capital, se emitirían entre un tercio y la mitad de estos títulos, alrededor de los 160 millones”, asegura Carlos Ladero, analista de WallWood Spain. Es lo que Javier Flores, responsable del Departamento de Análisis y Estudios de ASINVER, lcalifica de  "clara apatía y desinterés" dado que "los institucionales están optando por el efectivo". 

Sobre la mesa, y desde este lunes, está la cotización de los derechos emitidos por el Banco Santander habiendo salido a un precio de 0,15 euros. Según versa el folleto explicativo de la entidad, para recibir una nueva acción serán necesarios 33 derechos.

Ladero destaca que al término de la negociación de los mismos, el próximo 29 de julio, la repercusión sobre la acción será más bien nula teniendo en cuenta que aquellos inversores que adquieran nuevos títulos lo hacen con miras al largo plazo.

Cabe destacar que se trata de un derecho ex cupón, esto es, "ya está descontado el pago del dividendo", como aclaran desde ASINVER.  

FUENTE: BANCO SANTANDER


Plazos para el accionista

Los derechos comenzaron su cotización este lunes 15 de julio con fecha de expiración el próximo 29 de julio. Eso sí, si usted quiere vender sus derechos al Banco Santander la fecha límite es el 24 de julio, último día para ‘colocar’ los derechos a la entidad.

El banco se comprometió a comprar todos aquellos derechos suscritos de manera gratuita por lo que quedan excluidos aquellos obtenidos en el mercado. El precio a pagar por la entidad será el fijado inicialmente, esto es, 0,15 euros por acción.

Este es el primer supuesto: venta de los derechos al Banco Santander a 0,15 euros. Obtener el efectivo correspondiente aproximadamente el 1 de agosto.


Segunda opción: vender en el mercado

Con un precio de salida a 0,15 euros, vender los derechos en el mercado conlleva el riesgo habitual para cualquier accionista tipo. En el primer día de negociación el Banco Santander ha sido el mayor vendedor como era de esperar.
En este caso, usted asumiría el riesgo de la oferta y la demanda. A lo largo de la sesión de ayer, los derechos se mantuvieron con un ligero recorte hasta los 0,148 euros.

El plazo se extiende hasta el próximo 29 de julio antes del cierre del mercado.

Tanto en el caso de que usted opte por quedarse con las acciones o por vender los derechos en el mercado no tiene ninguna retención fiscal. Otra cosa es la venta a la entidad en la que sí existe, al igual que sucede con un dividendo tradicional.

El cobro por la venta de derechos en el mercado se realizará tres días después de la operación, según el Banco Santander.


Tercera opción: recibir acciones
Es la última vía posible que se aplicará también para aquellos que no se hayan pronunciado, salvo en el caso de tener pactado previamente el cobro del dividendo en efectivo con la entidad pertinente.

Los accionistas pueden optar asimismo por canjear un porcentaje de los títulos o derechos que tienen en cartera hasta que expire el periodo de cotización de los mismos.

Las nuevas acciones del Banco Santander comenzarán a cotizar entre el 6 y el 12 de agosto. Por supuesto, esta operación no supone ninguna retención fiscal.




Nota al pie: Hacienda aplica una retención del 21% para los primeros 6.000 euros de rentas; del 25% desde los 6.000 a los 24.000 euros; y del 27% para cantidades superiores a estos tramos. No obstante, los primeros 1.500 euros percibidos en concepto de dividendos o en participaciones en beneficios están exentos si las acciones que devengan los dividendos se han mantenido más de dos meses en cartera antes del cobro o si se mantienen más de dos meses después de la retribución.